Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy promete a Juncker "nuevas medidas" tras las elecciones para cumplir el déficit

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, envió una carta el pasado 5 de mayo al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que se compromete a "adoptar nuevas medidas" en el segundo trimestre del año en el caso en el que sean necesarias para cumplir con el objetivo de reducir el déficit por debajo del 3% en 2017.
"Conscientes de la necesidad de salir del procedimiento de déficit excesivo cuanto antes, en la segunda mitad del año, una vez haya nuevo gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas, si se requieren, para cumplir con ese objetivo", afirma la misiva, fechada casi dos semanas antes de que Bruselas decidiera aplazar hasta después de las elecciones generales su decisión para iniciar el proceso sancionador contra España
El presidente del Gobierno en funciones destaca en la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press y que adelantó 'El País', que España ha pasado de "ser un problema para la estabilidad de la Unión Económica y Monetaria a aportar dicha estabilidad al euro, a crecer y a crear empleo", y ello "gracias a una intensa agenda de reformas y al esfuerzo de la sociedad española".
"Se daría la paradoja de que un país que ha hecho un gran avance en múltiples ámbitos de la política económica con los resultados que te he mencionado, pudiera ser el primer país en ser sancionado dentro del procedimiento de déficit excesivo", reivindica Rajoy a Juncker, antes de afirmar que "no sería un buen precedente que se penalizase de igual manera a aquellos países que reforman sus economías que a aquellos que no las hacen".
Rajoy expone en el texto tres argumentos para justificar el desvío en el déficit presupuestario de 2015, que fue del 5% del PIB, ocho décimas por encima del objetivo marcado por Bruselas. En primer lugar, defiende que el ajuste fiscal "se ha visto dificultado por un entorno de inflación muy baja en España", un hecho que "ha tenido un impacto negativo sobre las cuentas públicas y ha supuesto una dificultad añadida para lograr una consolidación fiscal más intensa".
En segundo lugar, el presidente del Gobierno apela los efectos sobre la economía española de la ralentización del crecimiento mundial que reflejan previsiones de organismos internacionales como el FMI.
Por último, recuerda que 2015 "ha sido un año marcado por el calendario electoral, con elecciones regionales y locales en el mes de mayo y generales en diciembre". "Los cambios políticos llevaron a desvíos presupuestarios en las administraciones regionales muy notables", apunta.
"En tu larga experiencia tanto como ministro de Economía como de primer ministro y de presidente del Eurogrupo, sabes perfectamente que las actuaciones de la política económica no están desconectadas unas de otras sino que su éxito depende de que se avance en todos los campos de forma correcta y bien coordinada", indica en la misiva el presidente del Gobierno en funciones.
En este sentido, Rajoy remarca que su gobierno "considera primordial seguir avanzando decididamente en la reducción del déficit" y ha recordado que actuó "de forma inmediata". Entre estas acciones subraya a aprobación del acuerdo de no disponibilidad de gasto para 2016, que supone un importa de 2.000 millones de euros.
En opinión de Bruselas, que no ha querido comentar públicamente el contenido de la carta, "todo lo que ha precedido a la decisión del Colegio de Comisarios", de la semana pasada, en cuanto a aplazar la decisión sobre una posible multa al Gobierno y dar un año más a España para cumplir sus compromisos, ha quedado "zanjado".
Ahora corresponde al consejo de ministros de Finanzas de la Eurozona (Eurogrupo) y del conjunto de la UE (Ecofin) "decidir y anunciar" cuáles son los pasos ha seguir, ha explicado en una rueda de prensa el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, al ser preguntado por si se pedirán a Madrid más compromisos que lo expuesto en la carta a Juncker.