Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy y Letta abogan por una "pronta y justa" solución al conflicto del Canal de Panamá

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Enrico Letta, han manifestado su confianza en que se logre una "pronta y justa" solución al conflicto abierto en las obras de ampliación del Canal de Panamá, que ejecutan un consorcio de empresas liderado por la española Sacyr y la italiana Salini Impregilo.
El contencioso abierto sobre los sobrecostes y los problemas de liquidez surgidos en las obras del Canal panameño constituyó uno de los temas que abordaron los dos mandatarios durante la Cumbre Italo-española celebrada este lunes en Roma.
En la rueda de prensa conjunta posterior a la Cumbre, Rajoy indicó que los dos gobiernos están siguiendo "muy de cerca" las negociaciones abiertas entre la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio de empresas que ejecutan las obras de ampliación para tratar de resolver el conflicto.
"Tenemos la esperanza de que se va a producir una solución rápida y pronto", aseveró Rajoy. "Y creemos que, a la espera de la sentencia arbitral, la conclusión de los trabajos en la fecha prevista es por lo que todos debemos apostar", añadió.
En opinión del presidente del Gobierno español, "en estos momentos, un bloqueo de los trabajos sería un perjuicio muy grave que no debería producirse".
En la misma línea, el primer ministro italiano consideró como "absolutamente fundamental" que se logre "salvar la controversia" abierta sobre las obras del Canal. "Es de un interés primordial para España e Italia", destacó.
"Estamos convencidos de que se logrará una solución a corto plazo, porque es imposible una situación tan controvertida como la vivida hasta ahora", subrayó Letta. "Es muy importante llegar rápido a una solución justa y equitativa, eso es lo que todos deseamos, y también los dos ministros", remarcó.
Por ello, el primer ministro de Italia indicó que los dos gobiernos habían encomendado a sus respectivos ministros de Fomento y Transportes que trabajen conjuntamente y que "se muevan activamente" para contribuir a solventar el problema.
En este sentido, Letta manifestó su agradecimiento a la titular de Fomento española, Ana Pastor, por el viaje oficial que realizó a Panamá el pasado 6 de enero, tras trascender el conflicto en el Canal, con el fin de contribuir a una solución negociada.
NEGOCIACIÓN HASTA EL 1 DE FERBERO.
En la actualidad, la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio adjudicatario de las obras de ampliación se han dado de plazo hasta el próximo 1 de febrero para solventar los problemas de liquidez que afronta el proyecto y garantizar así la continuidad de la obra y su conclusión.
De esta forma, buscan evitar la posible paralización de los trabajos sobre la que el consorcio de contratistas advirtió el pasado 1 de enero en caso de que no se solventaran los problemas económicos del proyecto.
La española Sacyr y la italiana Salini Impregilo lideran el consorcio que en julio de 2009 se hizo con la construcción de un tercer juego de esclusas en el Canal de Panamá para duplicar la capacidad de tránsito de buques de la vía interoceánica.
La obra, una de las mayores de la ingeniería civil de la historia, y contratada por 2.300 millones de euros, está actualmente ejecutada en un 70% y su fecha de conclusión prevista para el primer semestre de 2015.