Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy no precisa si acudirá al Fondo de Rescate

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha eludido aclarar si España valora pedir ayuda al Fondo de Rescate para que el BCE active la compra de bonos, y se ha limitado a asegurar que hay "aspectos muy positivos" en el "reconfortante" discurso de este jueves del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. Su homólogo italiano, Mario Monti, que le ha acompañado en la rueda de prensa posterior a la reunión que han mantenido en el Palacio de La Moncloa, sí ha confirmado que su país no solicitará la ayuda de este intrumento financiero y ha advertido de que la solución a la crisis solo puede venir si "todos hacemos los deberes en casa".

En concreto, ha valorado que el BCE haya considerado que "hay castigos que no son justos" dados los fundamentos de la economía española y que están relacionados con "los temores sobre la irreversibilidad del euro", y ha aprovechado para instar a que se pongan en marcha cuanto antes las conclusiones del último Consejo Europeo, de finales de junio.
"Pretendemos, queremos, deseamos y trabajamos para que esas medidas se concreten a la mayor celeridad posible", indicó en rueda de prensa tras el encuentro de más de dos horas mantenido con el primer ministro italiano, Mario Monti, en la reunión también estuvieron presentes el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el jefe de la Oficina Económica del Presidente, Álvaro Nadal.
En paralelo a la reunión, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha comparecido ante los medios tras la reunión del Consejo de Gobierno de la institución y ha indicado que sólo actuará para comprar deuda si España pide ayuda al Fondo de Rescate.
Los mercados esperaban más de Draghi y en pocos minutos la prima de riesgo ha repuntaba hasta superar los 670 puntos básicos, mientras que el Ibex se hundía un 5%.
Rajoy ofrece una imagen de unión con Italia
Por otro lado, Rajoy ha informado de que ambos dirigentes han firmado una declaración conjunta en la que coinciden en el "diagnóstico y las medidas a tomar" tanto en ambos países como en el marco de la UE.
El presidente del Gobierno destacó además que Italia "es un socio estratégico" con el que España comparte un "presente común" y un futuro que ambos países quieren "construir juntos", porque "el presente y el futuro es el proyecto del euro".
"La reunión nos ha servido para pasar revista a la magnífica salud de las relaciones y continuar de considar la estrecha colaboración para resolver la crisis que nos afecta conjuntamente", añadió.
Monti pide "hacer los deberes en casa"
En su intervención, el primer ministrio italio ha destacado todos los esfuerzos realizados por el Gobirno de Rajoy para ajustar la economía española, en concrecreto se ha referido a la reforma del mercado laboral y a los recientes ajustes del mes de  junio a los que ha calificado como "valientes". Monti se ha mostrado convencido de que las medida servirán para reducir la alta tasa de desempleo que se registra en España, sobre todo del juvenil. Además, la inyección del Fondo de rescate de 100 mil millones de euros con destino al sistema financiero ayudaran a mejorar el funcionamiento de la banca española y permitirán romper el círculo vicioso creado entre la economia y las finanzas.

En este sentido, Mario Monti ha advertido de que la solución a la crisis solo puede venir si "todos hacemos los deberes en casa".
Tras la negativa de Mariano Rajoy a aclarar si España solicitará ayuda al Fondo de Rescate, Mario Monti ha respondiod en dos momnetos diferentes a esta misma cuestión. En un primer instante ha dudado sobre la situación financiera de las cuentas públicas italianas para, después dejar claro que el déficit de Italia es de un 2%, en la línea de lo acordado con Bruselas, por lo que no hará falta recurrir a este instrumento aprobado en el último Consejo Europea del pasado mes de Junio.