Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que la caída del PIB italiano "no es bueno para nadie", pero confía en su pronta recuperación

Afirma que perseverará en las políticas adoptadas porque ahora hay menos parados que cuando llegó al Gobierno
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha indicado que la caída del 0,2% del PIB en Italia durante el segundo trimestre "no es bueno para nadie", ni para Italia ni para el resto de países de la UE, pero ha señalado que se trata de un "gran país" y de una economía "muy fuerte" y, por lo tanto, se ha mostrado convencido de que "pronto volverá a tirar" porque se trata de la tercera economía europea.
Tras despachar con el Rey en Palma de Mallorca, Rajoy admitió que el dato de crecimiento de Italia no se esperaba, y afirmó que lo que el Gobierno español desea es un crecimiento "fuerte" en la zona euro y, por tanto también en el país trasalpino.
En este punto, aseguró que el primer ministro italiano, Matteo Renzi, "tiene las cosas muy claras" y ha anunciado una serie de reformas, si bien indicó que "no se puede pedir que uno llegue al Gobierno y en un periodo de tiempo que no dura nada resuelva todos los problemas de golpe".
"Es un gran país, es una economía muy fuerte, ahora tiene un gobierno estable y estoy convencido de que pronto va a tirar y va a ser uno de los países que más tire", subrayó Rajoy, quien recordó que Italia es la tercera economía de la UE.
El jefe del Ejecutivo también se mostró convencido de que la economía europea irá mejorando en las próximas fechas, tras algunos datos del segundo y tercer trimestre que no han sido buenos, y señaló que la mejora de la economía de la UE ayudará a que "España tire más y a superar las cifras del paro".
En este sentido, Rajoy afirmó que a pesar de no estar satisfecho con las actuales cifras de desempleo, actualmente hay menos personas inscritas en el Inem que cuando el PP llegó al Gobierno, a finales de 2011, por lo que aseguró que seguirá perseverando y trabajando en las políticas que se han puesto en marcha hasta el momento porque, según dijo, "se ve que están dando resultados".