Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy subraya la necesidad de contar con una unión bancaria en Europa para diciembre

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado la necesidad de que la Unión Europea avance en la unión bancaria y que ésta esté lista para el próximo mes de diciembre, tal y como se acordó en el Consejo Europeo "de enorme importancia" del pasado mes de junio.
"Es muy importante que tengamos una unión bancaria en diciembre", afirmó Rajoy en rueda de prensa conjunta con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, recordando la importancia de aspectos tan importantes entre los acordados como la unión fiscal, el supervisor único o la recapitalización bancaria directa.
A este respecto, Van Rompuy subrayó que "es urgente" avanzar en la unión bancaria para reforzar la estabilidad financiera y evitar que los riesgos financieros se conviertan en riesgos para los contribuyentes.
Así, Rajoy subrayó la necesidad de avanzar en los acuerdos de la Cumbre de junio, en la que se "sentaron los pilares de lo que debe ser la Europa del futuro" y se encargó a Van Rompuy la hoja de ruta para la consecución de "una auténtica unión monetaria y económica", cuyos trabajos de contactos ha iniciado ya el presidente del Consejo Europeo y continuarán en septiembre.
"España ya ha presentado una propuesta sobre la unión bancaria y fiscal para el futuro, y en ella decimos que el Consejo Europeo de junio fue de una gran importancia y ahora debemos seguir dando pasos y concretando las cosas que se acordaron en él", añadió al respecto.
Rajoy, quien reiteró que "España continuará haciendo las reformas necesarias para salir de la crisis", abogó así nuevamente "por una mayor integración económica y la consecución de una unión económica y monetaria".
Así, tanto Rajoy como Van Rompuy insistieron en el mensaje de que el euro "es irreversible y el proceso de integración europea es irreversible".