Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy ofrece "cuanto esté en la mano" del PP para que los bancos sean fuertes

En la imagen, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que su partido "hará cuanto esté en su mano" para que las entidades financieras españolas sean "más fuertes y funcionen mejor".
Rajoy, durante su intervención en un acto del partido para celebrar el 30 aniversario de las primeras elecciones municipales, ha pedido además al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no use la presencia de España en el G-20, que ve "muy bien", para "no hacer los deberes en casa" y no buscar soluciones que atajen la crisis económica interna.
En alusión a las palabras del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien ha vaticinado más planes de rescate de entidades financieras si la situación se prolonga, Rajoy ha establecido como prioridad básica la circulación de crédito, de modo que su partido apoyará a quien "esté dispuesto a que así sea".
Al tiempo que ha abogado por "actuar antes" y "prevenir" las posibles intervenciones de bancos o cajas de ahorros, como la reciente de Caja Castilla La Mancha, ha exigido al Gobierno que actúe con transparencia, con un método y sin improvisar.
Pero ante todo, tras el caso de la caja castellanomanchega y las declaraciones de Fernández Ordóñez, el presidente del PP ha transmitido "un mensaje de tranquilidad" a los depositantes, puesto que, ha afirmado, quienes "han puesto sus ahorros en un banco o en una caja pueden estar tranquilos a pesar de los problemas que haya o vaya a haber". "Esos ahorros están garantizados por ley", ha dicho.
Después ha exigido transparencia al Ejecutivo si ha de acometer más planes de rescate de entidades financieras, de modo que haya "claridad" y "reglas del juego" definidas.
Porque, como ha subrayado, el sistema financiero es para el país lo que el "sistema circulatorio" para el ser humano, de tal manera que, si éste no funciona, "no funciona nada", pues no facilitan créditos y no permiten la subsistencia de las pequeñas y medianas empresas ni la viabilidad de los autónomos.
Así, al margen de las intervenciones que pueda acometer el Banco de España, Rajoy ha pedido al Gobierno que haga efectiva la norma por la que se pone a disposición de las entidades financieras un monto de dinero público con el que fomentar la circulación de crédito, sobre todo a las pymes y a los autónomas, "lo más urgente".
Animado por la buena impresión que el líder del PP causó ayer en las filas del partido tras su actuación en el programa "Tengo una pregunta para usted", Rajoy ha asegurado que "cada vez son más los españoles que miran" a su partido, lo que exige "estar a la altura de las circunstancias" y responder a la necesidad de confianza de los ciudadanos.
Acto seguido, ha remarcado que entre todos los problemas que atraviesa España ahora, el principal es el del paro, "y quien no lo entienda así, no entiende nada", ha apostillado.
Uno de los asuntos a los que más tiempo ha dedicado fue a la presencia de España en la Cumbre del G-20 que en unos días se celebrará en Londres, y si bien ha dicho que ve bien la inclusión española entre los participantes habituales ha puesto énfasis en recalcar que nadie, fuera, "solucionará" los problemas españoles.
"Asistir a la Cumbre no es excusa para no hacer los deberes en casa, no tomar decisiones y no gobernar", ha asegurado.
Por ello, y aunque ha expresado su deseo de que efectivamente la Cumbre marque el comienzo de la recuperación económica, tal y como ha indicado el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, el líder del PP ha enfatizado que "el drama" en España consistía en que el Gobierno "pensaba que no pasaba nada" cuando sí pasaba, y en reconocer la gravedad de la situación se ha perdido mucho tiempo.
Como, a su juicio, "el Gobierno no da la talla", Rajoy ha afirmado que las próximas elecciones europeas serán el principio de un "camino imparable hacia nuevas victorias", y por esa razón, ha solicitado la implicación de todos los miembros del partido.