Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rayet, primer accionista de Quabit, emerge definitivamente del concurso de acreedores

El Grupo Rayet, primer accionista de la inmobiliaria cotizada Quabit con una participación del 21,2% en su capital, ha superado definitivamente el concurso de acreedores en el que estaba inmerso desde diciembre de 2012 con una deuda de 528,5 millones de euros, según informó la empresa.
El pasado 4 de enero cumplió el plazo previsto para que se convirtiera en firme la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid que aprobó el convenio de acreedores de la compañía constructora propiedad de Félix Abánades sin que se presentara impugnación alguna.
Rayet informó asimismo de que ha alcanzado acuerdos de aplazamiento con la "práctica totalidad" de sus acreedores en relación con la deuda con carácter privilegiado, la que tiene como garantía acciones de la empresa, que se sitúa en unos 265,2 millones de euros, el grueso del pasivo total, de forma que ha extendido ocho años su vencimiento.
La compañía indicó que, tras superar este último trámite, el grupo Rayet resultante del concurso de acreedores es una "empresa saneada", que retomará "de forma inmediata" su actividad habitual con el fin "prioritario" de cumplir con el convenio de acreedores y gestionar sus sociedades filiales.
AL CORRIENTE CON HACIENDA.
Asimismo, el grupo constructor considera que tras emerger el concurso dejará de aparecer en la lista de morosos de la Agencia Tributaria. La compañía figuraba en la que se publicó recientemente dado que, según la empresa, su elaboración fue previa a la aprobación del convenio de acreedores.
"El Grupo Rayet ya está al corriente de sus compromisos de pago con Hacienda y, por lo tanto, no deberá aparecer en los próximos listados de deudores", apuntó la empresa en un comunicado.
ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO DE QUABIT.
Rayet deja atrás definitivamente el concurso mientras que su participada cotizada Quabit Inmobiliaria aborda una nueva etapa de crecimiento tras realizar una ampliación de capital y amortizar parte de su deuda con Sareb.
Quabit presentó recientemente su nuevo Plan Estratégico a 2020, que contempla una inversión total de 470 millones y se centra en el desarrollo de suelos en Madrid, Barcelona, Valencia y la Costa del Sol, y en otras zonas que considera presentan "potencial demanda de vivienda".
Además de Rayet, Quabit cuenta con Martibalsa como segundo socio de referencia, con una participación del 19,7%, y con el fondo KKR, que recientemente tomó un 5,4% en la inmobiliaria.