Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renault asegura que no se ha detectado ningún dispositivo manipulador

Renault se desploma en Bolsa ante rumores de manipulación de emisionestelecinco.es

El fabricante de automóviles Renault ha asegurado que las autoridades galas están realizando pruebas en vehículos de diferentes marcas del país, entre las que se encuentra Renault, y afirmó que durante el proceso no se ha detectado ningún dispositivo malicioso de emisiones equipado en sus vehículos.

En un comunicado, la compañía confirmó que, a raíz del caso del software Volkswagen, las autoridades francesas crearon una comisión, a través de la que realizarán pruebas a cien vehículos en el país, entre los que se encuentran 25 unidades de Renault (debido a su cuota de mercado en el país).
En este sentido, la corporación señaló que hasta finales del pasado mes de diciembre se habrían analizado once vehículos, entre los que se incluyen cuatro de la firma del rombo. "El procedimiento en curso no pone de manifiesto la presencia de un software malicioso equipado en los vehículos Renault", subrayó.
La compañía explicó que la comisión técnica creada tiene el objetivo de garantizar que los fabricantes franceses de automóviles no equipan en sus vehículos software o dispositivos similares a los instalados en algunos modelos de Volkswagen.
Ante esta situación, la empresa indicó que las pruebas en curso son positivas, ya que permiten anticipar soluciones para mejorar sus vehículos, tanto los de las fábricas como los de los modelos en circulación. La firma apuntó que ha decidido que dichos progresos se presenten "rápidamente" en un Plan de Emisiones, con el objetivo de mejorar la eficiencia energética de sus vehículos.
Por otro lado, la firma destacó que, en paralelo, la Dirección General de Política, Asuntos del Consumidor y Competencia de Control de Fraude de Francia (DGCCRF) decidió llevar a cabo una investigación para valorar los primeros análisis de dichos vehículos realizados por la comisión técnica independiente.
En el marco de dicha investigación paralela se realizaron visitas a la sede central de Renault, así como al Centro Técnico de Lardy y al Tecnocentro de Guyancourt. La firma señaló que sus equipos están cooperando en ambos procesos.
La multinacional aseguró que tiene la intención de acelerar la inversión en soluciones industriales útiles para la preservación del medio ambiente y recordó que Renault se encuentra en la actualidad en el 'top 3' de los programas de mejora de la huella de dióxido de carbono (CO2). "Después de tres años, el grupo Renault ha reducido, en concreto, en un 10% la huella de carbono de sus vehículos", apuntó.