Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe ratifica el contrato de limpieza a Acciona tras recharzarse la impugnación de ACS

Uno de los 'macrocontratos' adjudicados por la operadora en los últimos meses
Renfe formalizará la adjudicación a Acciona del contrato de prestación de servicios de limpieza de todas sus instalaciones y trenes por un importe de 111 millones de euros, toda vez que el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (TARC) ha rechazado la impugnación que Clece, filial de ACS, presentó contra esta adjudicación.
El de la limpieza es uno de los grandes contratos que Renfe ha resuelto en los últimos meses, junto con el de la instalación de 'wifi' en el AVE y el de la seguridad.
La operadora acordó el pasado mes de febrero adjudicar a Acciona los servicios de limpieza, por los que pujaron todos los grandes grupos del sector.
No obstante, unas semanas después, Clecen, filial de limpieza de ACS, impugnó la resolución del consejo de administración de Renfe en que se adjudicó el servicio.
El Tribunal de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda, en una resolución con fecha del pasado 6 de mayo, desestima la impugnación. Además, considera que "no concurre mala fe o temeridad" en la reclamación de Clece, con lo que le exime de una sanción.
Este organismo es el mismo que tiene que decidir sobre otro de los 'macrocontratos' de Renfe, el de suministro de treinta nuevos trenes AVE, un pedido que se estima en unos 2.600 millones de euros.
PRIMER CONTRATO INTEGRAL.
En cuanto al contrato de limpieza de la compañía ferroviaria, abarca la limpieza de todas las instalaciones de Renfe, desde las oficinas hasta los talleres, pasando por toda la flota de trenes y las estaciones de los distintos núcleos de Cercanías, además de otras dependencias, como almacenes y centros de servicios.
El contrato salió a concurso en tres lotes, que agrupan las instalaciones de las distintas zonas geográficas, y por un importe de licitación de 173 millones de euros, y por él pujaron las principales firmas del sector.
Se trata además del primer contrato en el que Renfe aglutina la prestación del servicio de limpieza en todas sus instalaciones, que hasta ahora fragmentaba en distintas contrataciones.