Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol y el Gobierno de Venezuela se reúnen el 9 de agosto para hablar sobre YPF

Respol y el Gobierno de Venezuela se reunirán el próximo 9 de agosto para hablar sobre YPF, después de el Ejecutivo de Hugo Chavéz llegara a un acuerdo con el de Cristina Fernández de Kirchner sobre la colaboración del Venezuela con la petrolera argentina, según informó el ministro de Energía y Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez Carreño, en una entrevista al diario argentino 'Pagina 12'.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y su homóloga argentina, Cristina Fernández de Kirchner, firmaron la semana pasada un convenio energético entre las empresas petroleras estatales de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) e YPF, un acuerdo con el que buscan impulsar una alianza estratégica entre ambas petroleras, que permitirá la implementación de proyectos conjuntos.
Ramírez Carreño destacó que ahora es "el mejor momento" para asociarse con YPF porque es una empresa bajo control del Estado argentino y abre la posibilidad de profundizar en el desarrollo de proyectos que obedecen a una estrategia de los dos países y no de las transnacionales. "La estrategia de las transnacionales apunta a maximizar sus ganancias y están de espaldas a las necesidades del país", afirmó.
Respecto al anuncio de Repsol tras la expropiación de YPF de que iniciaría acciones legados a las petroleras que se asocien con la argentino, apuntó que ven "con cuidado" esas declaraciones, cuya única explicación, en su opinión, es que son "resabios del colonialismo". "Los españoles actúan todavía como si fueran una gran potencia imperial", añadió.
Ramírez Carreño considera que Repsol reaccionó de una manera "prepotente y destemplada" cuando se anunció la expropiación de YPF, al mismo tiempo que criticó la existencia de "mecanismos internacionales que pretenden condicionar las decisiones soberanas de los países".
En ese línea, recordó que Chávez ha sido "muy claro" en su apoyo a Argentina y la petrolera del país, por lo que Repsol "debería pensarlo muy bien antes de pretender agredir a YPF". Así, aclaró que no están "amenazando a nadie", sino que son "consistentes con un criterio" y no van a dejar que atropellen a la empresa argentina.
Ramírez Carreño rehusó concretar qué medidas pondría en marcha para evitar esto, ya que "va a depender de la actitud de Repsol", y argumentó que tendrán una oportunidad de hablar estos temas directamente con la dirección de la empresa en la reunión del 9 de agosto.