Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol realiza un descubrimiento de petróleo en el Golfo de México estadounidense

Repsol ha realizado un nuevo descubrimiento de petróleo de buena calidad en el Golfo de México estadounidense, en un pozo de aguas ultraprofundas denominado León y situado en el bloque Keathley Canyon 642, a 352 kilómetros de la costa de Louisiana, informó la compañía.
La petrolera es el operador de este descubrimiento en el que se hallado un almacén neto (net pay) de petróleo de más de 150 metros de espesor, dentro de una columna de más de 400 metros. El pozo se ha perforado bajo una lámina de agua de 1.865 metros y ha alcanzado un total de 9.684 metros, lo que le sitúa como uno de los pozos más profundos operados por la empresa.
La compañía presidida por Antonio Brufau dispone de un 60% de la participación de este activo, en el que también está presente la colombiana Ecopetrol con el 40% restante.
El Golfo de México es una de las zonas más rentables y de mayor potencial exploratorio en aguas profundas del mundo. Repsol dispone en esta prolífica área de 119 bloques, con participación en un importante campo productivo, Shenzi, que cuenta con 16 pozos en producción conectados a dos plataformas.
Además, en 2009 la petrolera realizó en la zona un relevante descubrimiento, Buckskin, situado a 50 kilómetros de León y que también se encuentra entre los pozos más profundos operados por la compañía.
Así, Repsol indicó que el potencial de recursos que está demostrando la evaluación que lleva a cabo el actual operador "apunta a la pronta definición de un plan de desarrollo del campo".
REFUERZA SU POSICIÓN EN EEUU.
Con este descubrimiento, Repsol refuerza su posición en Estados Unidos, una de las grandes áreas estratégicas para la compañía y donde cuenta con derechos mineros sobre bloques en el Golfo de México (Green Canyon, Alaminos Canyon, Atwater Valley, Garden Banks, Keathley Canyon, Mississippi Canyon y Walker Ridge) y Alaska. Además, participa en el importante proyecto de recursos no convencionales de Mississippian Lime.
Con la incorporación de nueva producción durante el presente ejercicio 2014, Estados Unidos representa ya cerca del 10% de la producción total de hidrocarburos de Repsol. La compañía dispone en Houston de su segunda mayor sede corporativa y cuenta con más de 600 profesionales desarrollando su labor en Estados Unidos.