Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reyal Urbis plantea su ERE para 61 trabajadores, la mitad de su plantilla

Reyal Urbis, inmobiliaria en concurso de acreedores, arranca mañana la negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) que ha planteado para un total de 61 trabajadores, casi la mitad (el 45,8%) de la plantilla de 133 empleados con que la empresa cerró 2013, según informaron en fuentes de UGT.
La compañía que controla y preside Rafael Santamaría aborda el mes de consultas del ERE mientras trabaja en una propuesta de convenio de acreedores y pago de deuda que le permita superar el concurso en que se declaró hace casi un año, con un agujero patrimonial de 1.700 millones de euros.
La Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT), único sindicato con representación en la empresa, recordó que la finalidad del periodo de consultas del ERE es la de evitar el mayor número de despidos, reducirlos y atenuar los efectos negativos del ajuste de la empresa.
En este sentido, el sindicato recordó que en mayo del pasado año los representantes de los trabajadores de Reyal ya pactaron con la empresa una rebaja salarial provisional por tramos con el fin de que la inmobiliaria pudiera refinanciar su deuda, y garantizar su continuidad y el empleo.
Reyal Urbis empieza a negociar el ERE con el sindicato un mes después de que el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid admitiera a trámite su solicitud y la de su administración concursal de extinguir estos contratos.
A cierre de 2013, Reyal Urbis contaba con una plantilla de 133 empleados, de los que veinte conforman la dirección de la compañía, otros 67 son técnicos, 38 administrativos y cuatro más comerciales. Del total de trabajadores, 58 son mujeres y 75 hombres, según datos del informe anual de la compañía.
PENDIENTE DEL INFORME CONCURSAL DEFINITIVO.
El proceso concursal de la inmobiliaria está aún en su fase común, en concreto en la de subsanación de los incidentes presentados al informe concursal provisional. "Como resultado de la finalización del trámite de resolución de incidencias, se obtendrá la masa pasiva a la que presentar la propuesta de convenio de acreedores, que actualmente se encuentra en proceso de elaboración", explica Reyal en su memoria anual.
Según el informe concursal provisional, Reyal Urbis presenta un pasivo de 4.118,93 millones de euros, que supera así en un 70,2% al activo de 2.419,56 millonescon que cuenta para afrontarlo. A cierre de 2013, la compañía registró una pérdida neta de 820,30 millones de euros.