Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reyal Urbis eleva un 35% sus 'números rojos' a septiembre, hasta 483 millones

Reyal Urbis registró una pérdida neta de 483,6 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone incrementar en un 35% los 'números rojos' contabilizados en el mismo periodo de 2013, afectados por las provisiones y los gastos financieros, según informó la inmobiliaria en concurso de acreedores.
Además, la compañía afrontó un aumento del 57% en sus gastos financieros, que sumaron 55 millones de euros, por el aumento de los devengos de deuda por intereses.
La cifra de negocio de Reyal Urbis creció, no obstante, un 33% entre enero y septiembre, hasta sumar 79,7 millones de euros. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en un importe negativo de 55 millones.
Por áreas de negocio, la división de promoción y suelo de la compañía facturó un total de 14,7 millones de euros, un 3,6% más que un año antes. A cierre de septiembre contaba con un 'stock' de 490 viviendas terminadas pendiente de vender repartidas por veinte ciudades de España y Portugal.
En cuanto a la rama patrimonial, Reyal obtuvo ingresos por el alquiler de sus edificios por 6,3 millones de euros, a los que se suman 15,9 millones generados por la explotación de la cadena Rafael Hoteles.
CONFÍA EN EL CONVENIO DE ACREEDORES.
A cierre del pasado mes de septiembre, la compañía soportaba una deuda financiera de 3.390,6 millones de euros, un 2,9% menos que hace un año.
De su lado, su cartera de patrimonio presentaba un valor de 1.629 millones de euros según la valoración independiente realizada a cierre del pasado mes de mayo.
En el informe de resultados semestrales, Reyal indica que el proceso concursal en el que está inmersa desde marzo de 2013 está actualmente en fase común, esto es, aún no ha comenzado la de presentación del convenio de acreedores.
En este sentido, indica que continúa trabajando "en un plan de viabilidad con la intención de alcanzar un acuerdo con todos sus acreedores y firmar un convenio a la mayor brevedad posible, todo ello de conformidad con los términos y en los plazos previstos en la normativa concursal".