Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reyal Urbis recorta un 77,6% sus 'números rojos' en 2015

El presidente cobra millón de euros pese a la situación concursal de la compañía
Reyal Urbis registró una pérdida neta de 155,09 millones de euros en 2015, lo que supone recortar en un 77% los 'números rojos' de 694 millones contabilizados un año antes, según informó la inmobiliaria en concurso de acreedores desde febrero de 2013.
La compañía que preside Rafael Santamaría elevó un 68% sus ingresos durante el pasado año, de forma que sumaron 114,7 millones de euros. El resultado de explotación, de su lado, fue negativo en 4,9 millones.
A pesar de la situación de proceso concursal en que está inmersa Reyal, Santamaría recibió una retribución de 1,09 millones de euros durante el ejercicio 2015, importe similar al de un año antes.
Esta remuneración del presidente de la inmobiliaria copa las dos terceras partes (el 67%) de la retribución total de 1,62 millones abonada al conjunto del consejo de administración, compuesto por seis miembros. Entre ellos figura el exalcalde de Madrid, José María Alvarez del Manzano, quien percibió 56.000 euros.
CONCURSO PARALIZADO.
Reyal Urbis cierra sus cuentas de 2015 mientras su proceso concursal está actualmente paralizado en tanto la Audiencia Provincial de Madrid resuelva sobre el recurso que la compañía interpuso contra la decisión del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid de rechazar la propuesta de convenio que presentó para superar el concurso.
La presentación de este recurso, que tuvo lugar a finales de 2015, supone abrir un plazo de casi un año, periodo medio estimado para que la Audiencia traslade el recurso a las partes, resuelva las posibles impugnaciones y finalmente dictamine, según informaron entonces a Europa Press en fuentes jurídicas.
Reyal Urbis recurrió al considerar que la propuesta de convenio que presentó en febrero de este año es la única alternativa de la empresa para evitar su liquidación y poder afrontar la deuda de 3.978 millones que soporta.
En el plan, la compañía planteaba afrontar la deuda de algo más de 400 millones de euros que tiene con Hacienda de forma distinta respecto a la de unos 2.900 millones que soporta con los bancos.
El juez rechazó no obstante esta propuesta a través de un auto emitido el pasado mes de septiembre, por no considerar factible las fórmulas de pago planteadas por la empresa.