Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roca cierra la planta de Santa Margarida i els Monjos (Barcelona) y despedirá a sus 114 trabajadores

Cerámicas del Foix, filial de Roca, ha anunciado este jueves su intención de cerrar la fábrica de cerámica plana de Santa Margarida i els Monjos (Barcelona) y despedir a sus 114 empleados, según informó la compañía en un comunicado.
La empresa prevé presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) el 20 de septiembre para la totalidad de la plantilla de producción y logística, con la excepción de los trabajadores que estén en situación de prejubilación. A partir de entonces, iniciará los 30 días de negociación con los sindicatos.
Roca concentrará la actual producción de Santa Margarida i els Monjos en la planta de Belcaire (Castellón), que tiene unas instalaciones más modernas y competitivas y se encuentra próxima al clúster de proveedores de cerámica, según explica la compañía en un comunicado.
La planta afectada por el cierre se dedica a la producción de cerámica plana, y la dirección ha justificado su cese por la caída de las ventas derivada "del hundimiento del sector de la construcción en España y de la reducción de la demanda internacional".
Roca argumenta que las ventas de Cerámicas del Foix han disminuido un 52% en los últimos siete años y asegura que las medidas llevadas a cabo hasta ahora no han sido suficientes para detener el deterioro de la competitividad, aumentar las ventas y reducir el ritmo de acumulación de 'stocks'.
La división de cerámica plana del Grupo Roca opera en 50 países de cuatro continentes, bajo las marcas Roca, Incepa, Laufen y USCT, y cuenta con tres plantas más además de la de Santa Margarida i els Monjos, ubicadas en Belcaire (Castellón) y en las localidades brasileñas de Sao Mateus do Sul y Campo Largo.
En 2012, la división facturó 191 millones de euros, un 5% menos que en el ejercicio anterior, un descenso que se atribuye a la caída de las ventas en España (-15%) y la Unión Europea (-23%), mientras que los principales mercados de la división, Brasil y Estados Unidos, suponen el 73% de la cifra de negocios total.