Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romana comparece este martes por primera vez en el Congreso para explicar las pérdidas de la Sareb en 2013

La presidenta de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Belén Romana, comparecerá este martes ante la Comisión de Economía del Congreso para explicar el balance del primer año completo de funcionamiento del organismo, que cerró 2013 con pérdidas de 261 millones de euros.
Esta primera intervención de la presidenta del 'banco malo' en sede parlamentaria se produce a petición del Gobierno, aunque el PSOE también tenía registrada una solicitud para que Romana diera cuenta de la auditoría sobre el traspaso de activos al 'banco malo' y sobre la situación de la entidad, mientras que el Grupo Mixto quería que la presidenta de la Sareb informara sobre su política de vivienda y alquileres sociales.
Después de que el PP y el PSOE acordaran una primera fecha para esta comparecencia a finales del año pasado, finalmente la cita tuvo que ser retrasada, por lo que ésta será la primera ocasión en la que Romana pase por sede parlamentaria.
Y se producirá apenas cinco días después de presentar el balance del ejercicio operativo 2013, que cerró con pérdidas de 261 millones de euros tras realizar saneamientos en su cartera de préstamos por valor de 259 millones de euros. Unos números rojos muy superiores a los 47 millones de euros que se preveían en el plan de negocio de la sociedad, reelaborado por la auditora KPMG en marzo de 2013, cuando sólo se habían traspasado los activos de Bankia, Banco de Valencia, Catalunya Caixa y NCG Banco, y sin tener en cuenta los deterioros.
RESULTADOS DE EXPLOTACIÓN.
Según el 'banco malo', el resultado bruto de explotación registrado el pasado ejercicio fue de 1.195 millones de euros, mientras que la gestión y desinversión de activos inmobiliarios y financieros adquiridos a los bancos en reestructuración generó unos cobros totales de 3.800 millones.
En este sentido, Sareb canceló con cargo a estos ingresos 2.000 millones de euros en deuda y abonó más de 1.200 millones de euros en intereses a las entidades rescatadas, contribuyendo así a su saneamiento.
De cara a 2014, el 'banco malo' prevé seguir avanzando en el proceso de cancelación de deuda y amortizar un 50% más respecto a 2013, concretamente otros 3.000 millones, según recoge el plan de negocio diseñado para el presente ejercicio.
Además, ha puesto en marcha una nueva estrategia de creación de más valor para sus activos en cartera, que prevé elevar, en total, en 7.000 millones de euros los ingresos generados por la sociedad hasta su disolución en 2027.