Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell niega que el miedo a una contrarreforma laboral esté aumentando los despidos

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha afirmado este miércoles que no está percibiendo un aumento de los despidos en las empresas por temor a que el nuevo Gobierno dé marcha atrás en la reforma laboral.
Al contrario, Rosell, en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press, ha asegurado que cree que hay más empresas pensando en crear empleo que en destruirlo. "No veo, ni muchísimo menos, un crecimiento de las regulaciones de empleo", ha subrayado.
El dirigente empresarial ha indicado que las empresas que están haciendo ajustes de plantilla son empresas que tenían problemas desde hace meses, negando de este modo que exista una relación entre dichos ajustes y la posibilidad de que el próximo Gobierno revierta la reforma laboral.
Rosell, que espera buenos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de mañana, ha afirmado que los resultados de las elecciones generales del 20 de diciembre han arrojado una "aritmética diabólica", con la que es "muy difícil" conformar mayorías.
El problema añadido, ha dicho, es que, de repetirse las elecciones, las encuestas apuntan a que los resultados serían parecidos. "Por lo tanto, hay que jugar con las cartas que se tiene o tener paciencia y vamos a unas nuevas elecciones", ha dicho.
El presidente de la CEOE, que ayer se reunió con los líderes de CC.OO. y UGT, ha negado que los sindicatos estén "entregados" a la posibilidad de un Gobierno de izquierdas.
"Ni ellos ni nosotros estamos entregados a nada", ha precisado Rosell, que ha añadido que se seguirá reuniendo con ellos porque hay cosas de las que hablar, como la negociación colectiva, con independencia de si se forma o no un Gobierno.
LAS INVERSIONES, EN 'STAND-BY'.
Preguntado por si los empresarios sienten inquietud ante un posible Gobierno en el que esté Podemos, Rosell ha apuntado que "hay de todo", aunque ha insistido en que la mayoría están concentrados en su negocio y que "de política hablan en comidas y cenas" y en fines de semana.
Sobre si el escenario político está frenando inversiones en España, el presidente de la CEOE ha indicado que, "después de hablar con mucha gente", la situación es más de 'stand-by', de esperar a ver qué pasa con el nuevo Gobierno.
Rosell ha destacado que, afortunadamente, España está creciendo y registrando datos "espectaculares" de empleo, pero ha advertido de que el país necesita crecer entre el 2% y el 4% los próximos tres o cuatro años para que la recuperación adquiera estabilidad.