Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España uno de los países más afectados por la prohibición de importaciones a Rusia

Preocupación en la huerta de Almería, la tierra con más horas de sol al año de toda Europa. Los agricultores temen la caída de las ventas a Rusia, un país que compra un 30% de lo que come. “Es un varapalo muy importante para todas las  exportaciones de frutas y verduras españolas, para el almeriense principalmente” dice Francisco Vargas del sindicato agrícola ASAJA. Frutas y hortalizas, carne de cerdo, ternera y pollo, productos lácteos y pescado entrarán en la lista negra de Putin. Una venganza por las sanciones de Occidente a la anexión de Crimea.

Aunque por ahora sólo un 2% de nuestras exportaciones tienen como destino Rusia, los agricultores temen un desplome de los precios. “Ése producto que ahora no va a Rusia y va a acabar en el mercado europeo va a causar distorsiones en cuanto a precio” dicen desde la cooperativa Asociafruit. También temen que ahora Rusia busque mercados nuevos entre nuestros competidores como Marruecos. La Unión Europea se ha limitado a lamentar este boicot que  puede no ser el último. Putin también podría restringir el espacio aéreo ruso a todos los vuelos europeos con destino a Asia.