Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P mejora un escalón el rating en moneda local de Argentina, hasta 'B-' con perspectiva estable

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha revisado al alza la nota de la deuda soberana a largo plazo en moneda local de Argentina, que pasa de 'CCC+' a 'B-' con perspectiva estable, mientras mantiene en 'impago selectivo' el rating en moneda extranjera, reflejando el 'default' de julio 2014, según informó la entidad.
La subida del rating en moneda local refleja los recientes pasos para hacer frente algunos de los "sustanciales desequilibrios" de Argentina, señalando que el Gobierno de Mauricio Macri pretende reducir estos desequilibrios en los próximos cuatro años con el objetivo de alcanzar el equilibrio presupuestario en 2019.
Las estimaciones oficiosas sugieren que la inflación alcanzó en 2015 el 25% y podría llegar al 35% este año tras la depreciación del peso en diciembre y los mayores precios de la energía, señala S&P, mientras que el déficit fiscal para 2015 rondó el 7,5% del PIB y sólo se espera un modesto descenso en 2016.
En cuanto a la deuda pública, la agencia prevé un gradual incremento que eleve la magnitud al 51% del PIB en 2016, frente al 50% de 2015 y el 41% de 2014.
"Esperamos una lenta recuperación de Argentina, en parte por factores como la recesión y la depreciación de la moneda en Brasil, los menores precios agrícolas, la incertidumbre relacionada con las perspectivas de crecimiento de China y la subida de tipos de interés en EEUU", apunta la agencia, que prevé un estancamiento del PIB en 2016 y un crecimiento del 2% para 2017.
No obstante, los analistas de S&P consideran que la economía argentina podría crecer más de lo esperado si las políticas gubernamentales tienen éxito con mayor rapidez de lo previsto a la hora de recuperar la confianza de los inversores.
Por contra, S&P advierte de que la renovada polarización política podría obstaculizar la capacidad del Gobierno para cumplir su agenda económica, debilitando sus perspectivas de crecimiento.
Por otro lado, la agencia apunta que el rating en moneda extranjera de Argentina seguirá siendo 'SD' hata que el país remedie el impago de 2014, ya sea mediante el pago, intercambio u otro tipo de acuerdo.