Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P cree que la banca española ha absorbido casi todas las pérdidas por la recesión y el 'boom' inmobiliario

La agencia confirma los ratings de once entidades y eleva en un escalón el de BFA, hasta 'B'
La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha revisado este martes los ratings de doce de los bancos españoles que analiza, los cuales se han mantenido en su mayoría sin cambios, tras considerar que las entidades han absorbido la mayoría de las pérdidas por crédito asociadas con la corrección de la burbuja inmobiliaria y la doble recesión.
En un comunicado, S&P señala que esta revisión incorpora su opinión de que los riesgos económicos que afectan a los bancos españoles se están reduciendo, así como que el potencial apoyo extraordinario que tengan que prestar los Gobiernos es probable que se reduzca cuando se pongan en marcha los marcos de resolución.
En su opinión, la corrección del mercado inmobiliario está "cerca del final", ya que los precios y la actividad es probable que marquen sus niveles mínimos en 2014. Además, añade que se está produciendo una "moderada" recuperación de la actividad económica después de una "larga y profunda recesión".
"Por lo tanto, esperamos que las provisiones por créditos fallidos desciendan en 2014 y 2015 y se aproximen a niveles más normales en 2016", señala la agencia, que calcula que en cinco años los bancos han reconocido pérdidas por créditos equivalentes al 13,5% del crédito existente al comienzo de la crisis.
S&P añade así que todos estos factores apoyan su opinión positiva en torno a los riesgos económicos a los que se enfrenta el sistema bancario español, al mismo tiempo que ve una "tendencia estable" en el sector. Sin embargo, descarta subidas de rating hasta que vea fortalecimientos del capital "más significativos" de los que espera actualmente.
Tras esta revisión, la agencia ha elevado en un escalón el rating de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), desde 'B-' a 'B' con perspectiva negativa, y ha empeorado de 'positiva' a 'estable' la perspectiva de la calificación 'BB+' de Cecabank.
Por su parte, ha confirmado el rating 'BBB-' con perspectiva 'estable' de Caixabank y el 'BBB-' con perspectiva 'negativa' de Kutxabank y de Barclays Bank S.A.U. Además, mantiene en revisión para una posible rebaja la nota 'BB' de La Caixa.
En esta línea, también deja sin cambios las notas de Bankinter ('BB' con perspectiva 'positiva'), Ibercaja ('BB' con perspectiva 'estable'), Sabadell ('BB' con perspectiva 'negativa'), Bankia ('BB-' con perspectiva 'negativa') y Popular y NGC ('B+' con perspectiva 'negativa')