Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr reclama al nuevo Gobierno un consenso para invertir 25.000 millones en obras todos los años

"Hacen falta muchas infraestructuras en España", asegura Manrique
Sacyr prevé solicitar al nuevo Gobierno que salga de las urnas un "consenso político" que garantice una inversión de "al menos" 25.000 millones de euros en infraestructuras al año en España.
"No es cierto que ya esté todo construido, hacen falta muchas infraestructuras sociales en España", aseveró el presidente de la compañía, Manuel Manrique, que considera que se requieren dotaciones como depuradoras, instalaciones de sanidad y justicia, e inversiones en urbanismo y conservación.
"Hago un llamamiento a la reflexión, porque España necesita un modelo económico sólido y sostenible, pero también las infraestructuras necesarias para mejorar las conexiones y la calidad de vida de los ciudadanos, y que además permitan revitalizar la actividad económica y crear empleo, defendió.
Según el presidente de Sacyr, el plan de inversión que propone, además de generar medio millón de puestos de trabajo, permitiría poner fin a los nueve años consecutivos de caída que el sector de la construcción ha registrado en España, en el que acumula una contracción del 80% y ante la que, según asegura, "actualmente no se atisba un punto de inflexión".
El presidente del grupo enmarcó en esta coyuntura el expediente de regulación de empleo (ERE) que acometió recientemente en su división de construcción en España. Una medida "desagradable y ante la que no hubo otro remedio", que también han acometido otras empresas del sector.
Y SIN AFECTAR AL DÉFICIT.
En su exposición ante la junta de Sacyr, su presidente defendió que el plan que propone es factible financieramente sin perjudicar la disciplina del déficit público.
En este sentido, aseguró que la Administración española está "obligadas" a impulsar los sistemas de financiación privada de las obras públicas. "Todos los países están apostando por la colaboración público-privada y también debe empezar a desarrollarse en España", reclamó Manrique.
"La incertidumbre política por falta de Gobierno no ayuda, retrasa la toma de decisiones y frena la recuperación y la salida de la crisis que ya había comenzado", consideró el presidente de Sacyr.
"No podemos seguir por esta vía, necesitamos soluciones", aseguró. Por ello, indicó que "Sacyr apoyará al nuevo Gobierno que surja de las próximas elecciones para que, junto con el resto de compañías del sector, podamos consensuar la forma de dotar al país de las infraestructuras que se necesitan para garantizar las conexiones y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos".