Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr prevé ampliar capital en su filial patrimonialista Testa para abrirlo a nuevos inversores

Sacyr sopesa abrir el capital social de Testa, su filial de patrimonio cotizada, a nuevos inversores y accionistas mediante una futura eventual ampliación de capital, según informó la compañía.
Con la operación, el grupo de construcción reduciría su actual participación del 99,5% en Testa, pero sin perder el control de esta empresa, propietaria de una de las cuatro torres del Norte de Madrid.
El objetivo último de la compañía que preside Manuel Manrique es "poner en valor" Testa y dotarla de "mayor liquidez y visibilidad" en los mercados financieros y de capitales, así como de recursos adicionales con los que la compañía podrá emprender nuevos proyectos patrimonialistas "para reforzar su liderazgo en el mercado español".
El grupo constructor refuerza de esta forma su filial de patrimonio después de que en lo que va de año hayan salido a Bolsa sendas sociedades de inversión inmobiliaria que han atraido el interés de inversores institucionales como George Soros.
Por el momento, el consejo de Testa ha aprobado llevar a la junta de accionistas que celebrará el próximo 2 de junio un conjunto de operaciones con las que la sociedad quedaría preparada para, en el caso de que los mercados lo aconsejen, abordar la eventual ampliación de capital y dar entrada a nuevos inversores.
Una de las operaciones que acordará la asamblea será una reducción de capital por importe de 623,56 millones, por la que Testa devolverá a los socios aportaciones realizadas a la empresa, fundamentalmente a Sacyr, a la que le corresponden 518,4 millones.
Según destacó Sacyr en un comunicado, Testa es la primera compañía patrimonialista por activos y experiencia en el mercado español, con una superficie alquilable de 1,37 millones de metros cuadrados y una tasa de ocupación sobre rentas del 97%.
Su cartera está compuesta principalmente por edificios de oficinas en zonas prime de Madrid y Barcelona, hoteles, centros comerciales, centros logísticos, residencias de tercera edad y viviendas en alquiler.
Entre los inquilinos de sus inmueble figuran Endesa, Indra, L'Oreal, PwC, Uría Sony Pictures, Hotusa, AC Hoteles, Roche, Mondelez, el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid, The Phone House, Espasa Calpe y Amazon, entre otros.