Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado anuncia un recorte adicional del déficit del 0,5% este año

Este anuncio se producirá después de que los jefes de Estado y de Gobierno del Eurogrupo se comprometieran el pasado viernes a acelerar el ritmo de consolidación fiscal en un intento de calmar a los mercados y evitar el contagio de la crisis de endeudamiento griega a países como España y Portugal.
Con estos recortes adicionales, España lograría reducir su déficit público desde el máximo del 11,2% registrado en 2009 hasta el 9,3% este año (en lugar del 9,8% que había previsto la Comisión) y hasta el 7,3% en 2011 (en lugar del 8,8 pronosticado por Bruselas). La UE ha dado de plazo a España hasta 2013 para situar su déficit por debajo del 3% que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
En su evaluación del programa de estabilidad español realizada en marzo, el Ejecutivo comunitario ya pidió a España más concreción en las medidas que pensaba tomar para recortar el déficit público, sobre todo en 2011 y 2012. Bruselas tachó además de excesivamente optimista el escenario económico en el que se basa el programa español.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, avanzó el pasado viernes que el Gobierno tenía la intención de "acelerar" el plan de reducción del déficit público presentado a la Comisión y de "expresar con la máxima concreción posible" todas las medidas previstas. No obstante, dijo que el anuncio oficial lo realizaría durante su comparecencia parlamentaria del próximo miércoles.
El anuncio de nuevas medidas para recortar el déficit, sobre todo en los países donde más se ha disparado tras la crisis, se realizó de manera simultánea a la decisión de los líderes del Eurogrupo de crear un fondo de rescate para los países en quiebra o que sufran ataques especulativos sobre su deuda como los que vivieron la semana pasada España y Portugal.
Los ministros de Economía de la UE concretarán hoy el funcionamiento de este mecanismo de estabilización, pero Salgado ya ha anunciado que no tiene previsto utilizarlo. "España no se plantea recurrir a este fondo", dijo la vicepresidenta a la entrada de la reunión.