Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado subraya los avances en la presidencia de la UE y el PP los minimiza

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, durante su comparecencia ante la Comisión Mixta para la Unión Europea en el Congreso, donde hizo balance de la presidencia española de la UE en el ámbito de sus competencias. EFEtelecinco.es
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, subrayó hoy los avances "de una importancia extraordinaria" que se han llevado a cabo durante la presidencia española de la UE, aspecto en el que coincidió el PP, si bien precisó que muchos de los objetivos se han quedado "en el tintero".
En su comparecencia en el Congreso ante la Comisión Mixta de la UE para hacer balance de la "intensa" presidencia española de la UE, Salgado destacó que la toma de decisiones se ha producido en un momento complicado de la economía mundial e incidió en que la UE "ha sabido responder en consonancia".
La vicepresidenta señaló entre los avances más importantes los relativos al mecanismo de estabilidad financiera, a la estrategia de salida de la crisis y a la coordinación de las políticas económicas.
Salgado ensalzó el papel de la UE, que en un contexto de turbulencias y amenazas económicas "ha sido capaz de responder unida y reforzar su apuesta de más Europa".
También recalcó el deterioro de las cuentas públicas que han supuesto las medidas adoptadas, y añadió que "dada la fragilidad de la recuperación no era el momento todavía de retirar las medidas de apoyo, pero si de coordinar la salida de la crisis".
Así, incidió en la importancia de adoptar una estrategia "gradual, pero ambiciosa", para sentar las bases de una recuperación "sólida" y para evitar que se repita una crisis de esta magnitud.
Dentro del ámbito financiero abogó por un sistema mejor regulado y más integrado, un aumento de la protección al consumidor y una mayor vigilancia de los productos financieros, y se mostró a favor de que se publiquen los resultados de las pruebas de resistencia de los bancos europeos, a pesar de que algunos Estados miembros no lo desean.
Al respecto, afirmó que el sector financiero debe poner los medios para financiar el coste de una posible crisis, y añadió que "tal vez" el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) deba complementarse con algún instrumento para cubrir otros pasivos.
Salgado recordó que en España existe desde hace muchos años el FGD, y añadió que es cierto que los productos financieros se han ido haciendo más complejos y que el Fondo no cubre la totalidad de los pasivos.
Durante su intervención, la diputada del PP, Luisa Fernanda Rudi, coincidió con Elena Salgado en que el semestre ha sido "intenso" y un momento "clave" en el devenir de la Unión Europea, pero criticó que muchos de los objetivos han quedado "en el tintero".
Rudi reconoció que en el semestre "se ha hecho más Europa" pero, "con poca intervención directa de quien ostentaba la presidencia de turno".
Por su parte, tanto CiU como Entesa valoraron la buena gestión de la presidencia española en un semestre caracterizado por la difícil situación económica.
Así, el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre destacó la aportación del Gobierno por haber contribuido a una buena gestión al Pacto de Estabilidad y Crecimiento durante seis meses "de grandes turbulencias financieras", y destacó las decisiones adoptadas para prevenir "futuros acontecimientos".
Desde la Entesa Catalana de Progrés, el senador Joan Sabaté consideró que el resultado de la presidencia española es "razonablemente satisfactorio" y que tiene un "doble valor" si se tiene en cuenta el contexto de dificultad.
Asimismo, el diputado del PSOE, Juan Moscoso, felicitó el trabajo de la presidencia española que calificó de "intenso, difícil constructivo y positivo", y dijo que el semestre marcará "un antes y un después" en cuanto a la gobernanza económica de la UE y la coordinación de sus políticas económicas.