Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samsung gana un 18,5% menos en 2015 por la caída de las ventas de móviles

Samsung Electronics obtuvo un beneficio neto de 19,06 billones de wones (14.505 millones de euros) en 2015, lo que representa un retroceso del 18,5% en relación al año anterior como consecuencia de la caída de sus ventas de teléfonos móviles ante la creciente competencia y la ralentización de la demanda por la desaceleración de la economía china.
El beneficio por operaciones del fabricante surcoreano mejoró un 5,5% interanual, hasta un total de 26,41 billones de wones (20.058 millones de euros).
La cifra de negocio de Samsung en el conjunto del ejercicio alcanzó un total de 200,65 billones de wones (152.329 millones de euros), una cifra un 2,7% inferior a la del año anterior.
La división de telefonía de Samsung experimentó una caída de sus ventas del 7,3%, mientras que el negocio de móviles, responsable de la mitad de la facturación de la multinacional, registró una caída del 6,4% de sus ventas.
En el cuarto trimestre, el beneficio neto de Samsung alcanzó los 3,22 billones de wones (2.450 millones de euros), un 39,8% menos que un año antes, mientras que la cifra de negocio de la multinacional aumentó un 1,1%, hasta 53,32 billones de wones (40.479 millones de euros).
"Esperando retos en 2016 para mantener las ganancias por el difícil entorno de negocio y la ralentización de la demanda de tecnología, la compañía se esforzará en mejorar sus resultados en la segunda mitad, capitalizando la fuerte demanda estacional", apuntó la compañía en un comunicado.
En este sentido, Samsung expresó su intención de garantizar la rentabilidad de cada unidad de negocio, así como de prestar especial atención y reforzar su competitividad, incluyendo nuevas áreas de negocio como el 'Internet de las cosas', donde la empresa se centrará en un primer momento en 'Smart Home' y 'Smart Health'.
En el segmento de móviles, la compañía se concentrará en reforzar la competitividad de su software, así como de su hardware, servicios y productos 'wearable'.
"Especifica mente, en el segmento premium de smartphones Samsung pretende reforzar su liderazgo de mercado y crecer gracias a productos innovadores y diferenciados, mientras que en el mercado masivo se concentrará en aumentar sus ventas y rentabilidad mediante productos competitivos", añadió la empresa.