Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

San José reduce sus pérdidas un 23,8% en el primer semestre, hasta 34 millones

El grupo San José cerró los seis primeros meses del año con unas pérdidas atribuidas de 34,07 millones de euros, lo que supone reducir en un 23,8% los 'números rojos' registrados en el mismo período de 2013, informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Los ingresos de la compañía constructora, inmobiliaria y de energía se situaron en 230,4 millones de euros a junio, con una caída del 16,4% con respecto al primer semestre del año anterior debido, principalmente, a la reducción de la actividad concesional en Chile.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) bajó un 57,2%, hasta los 16,37 millones de euros, con un margen del 7,1% sobre el importe neto de la cifra de negocios.
La cartera del grupo presidido por Jacinto Rey ascendía al pasado 30 de junio a 2.955 millones de euros, lo que representa un descenso del 2,4% con respecto a los 3.029 millones de euros de la misma fecha del ejercicio 2013.
Por segmentos, la actividad de construcción generó unos ingresos de 175,4 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone un descenso del 15,5%, mientras que la rama inmobiliaria facturó 37,9 millones de euros, en línea con el mismo periodo de 2013.
Por su parte, los ingresos procedentes del área de energía ascendieron a 4,9 millones de euros en el primer semestre, con una caída del 20%, y los de la actividad de concesiones y servicios se situaron en 21,8 millones de euros, lo que supone un descenso del 63,4%.
La deuda financiera neta del grupo a 30 de junio ascendía a 1.630,9 millones de euros, manteniéndose así en niveles similares a los del pasado ejercicio. Dentro de esta partida, se incluye la financiación de proyectos sin recurso por importe de 140,4 millones de euros.