Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez dice haber pactado con Rivera derogar la reforma laboral, pero el texto no lo contempla

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha proclamado este miércoles, tras firmar el acuerdo de legislatura que su partido ha sellado con Ciudadanos, que ese documento compromete a ambas formaciones a derogar la reforma laboral.
Sin embargo, este compromiso no aparece especificado en el texto de ambos partidos, que sí contempla, por contra, revocar otras cinco medidas aprobadas en la anterior legislatura.
En una rueda de prensa en el Congreso, Sánchez ha subrayado que el compromiso con Ciudadanos incluye la derogación de la reforma laboral del PP. De hecho, ha sido el primero de los acuerdos que ha destacado en su enumeración de algunos de los puntos acordados.
En el documento firmado por ambos partidos, no se recoge esta promesa, aunque sí se incluyen cambios en la normativa laboral y la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, que, de facto, supondrían dejar sin efectividad la mayor parte de la regulación laboral aprobada por el PP en 2012.
El contenido del acuerdo sellado se corresponde con el compromiso que hizo el PSOE ya en la campaña electoral, donde la presión interna en el partido le llevó a especificar por escrito en el programa que los cambios que se promoverían desde el Gobierno supondrían derogar la reforma del PP.
El planteamiento que aceptó el PSOE, y que en realidad se correspondía al que defendió desde un primer momento, contemplaba dos fases en este objetivo: Una primera tanda de cambios nada más llegar al Gobierno, para, por ejemplo, fortalecer la negociación colectiva o modificar los tipos de contrato; y una segunda fase de negociación entre los agentes sociales, a quienes se les dejaría la revisión del coste del despido, en el que no entraba el programa.
Este calendario es el que han acordado el PSOE y Ciudadanos de forma tácita, aunque no lo especifican. Sí hablan de impulsar cambios normativos --sobre contratos y negociación colectiva-- y de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.