Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Santander devolverá a los afectados por Madoff su inversión inicial

El Banco Santander ha decidido devolver a los clientes afectados por el fraude de Bernard Madoff el 100% de su inversión inicial, lo que le supondrá un coste de 500 millones de euros, que se financiarán con una emisión de participaciones preferentes. Mientras, varios buefetes de abogados ya han presentado algunas demandas contra la entidad financiera.
Fuentes del mercado han señalado que el Santander aprovisionará esa cantidad con cargo a sus cuentas de 2008, que se presentan el próximo 5 de febrero, si bien el grupo financiero no devolverá el rendimiento de las inversiones, que ronda el 7% anual. Así la entidad española, que comunicará esta decisión a sus clientes de modo particular en próximas fechas, es el primer gran banco del mundo que toma esta decisión para que se recupere el cien por cien de la inversión afectada por el presunto fraude.
Sin embargo, los abogados que representan a buena parte de los clientes afectados discrepan sobre esta decisión. El letrado Javier Cremades, que representa a cerca de un centenar de afectados por la presunta estafa del "broker" estadounidense, ha valorado la decisión de la entidad porque va en la "buena dirección" y consideró que es una reacción a las peticiones de los clientes. Sin embargo, desde el despacho Jausas, el abogado Jordi Ruiz de Villa, que representa también a clientes perjudicados por el fraude de Madoff en colaboración con Zunzunegui, ha dudado de la palabra del banco y recordó que ha hecho promesas a la generalidad de afectados por la quiebra de Lehman Brothers que no ha satisfecho.
Durante la última junta de accionistas, Botín ha afirmado además de que el banco "está evaluando el ejercicio de acciones legales" y que están "analizando todos los aspectos relacionados con este tema".
La estafa se destapó el pasado 13 de diciembre y la entidad cántabra confirmó pérdidas por valor de 2.330 millones de euros al día siguiente. El Grupo Santander, principalmente a través del fondo de inversión alternativa Optimal Strategic US Equity, gestionó fondos de clientes ligados a productos de la firma estadounidense Bernard L. Madoff Investment Securities por un importe de 2.330 millones de euros.
Respuesta a Botín
Los representantes legales de los afectados por el fraude de Bernard L. Madoff han contestado al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que "cinco semanas son suficientes para analizar el fraude y decidir sobre la asunción de responsabilidades frente a la clientela inversora", según el abogado defensor de cerca de un centenar de afectados, Fernando Zunzunegui.
El despacho madrileño Zunzunegui se ha unido al bufete barcelonés Jausas para la defensa de casi un centenar de afectados y actualmente preparan reclamaciones extrajudiciales con la finalidad de buscar una salida negociada, sin descartar la vía judicial. Zunzunegui y Jausas están estudiando caso por caso, ya que sus clientes son, por un lado, instituciones que invirtieron varios millones de euros y, por otro, clientes individuales con inversiones de entre 300.000 y 600.000 euros.
Demanda colectiva
Por otro lado, el despacho español Cremades & Calvo Sotelo y el estadounidense Lobaton and Sucharow han presentado en el Juzgado del Distrito Sur de Florida una demanda colectiva contra el Banco Santander, su filial Optimal, el banco custodio de los fondos del Santander afectados por Madoff, el HSBC, y el auditor, PWC. Entre los demandados también figura el máximo responsable de Optimal hasta septiembre, Manuel Echevarría, así como Anthony InderRieden y Brian Wilkinson, consejeros de la firma.
El abogado Javier Cremades ha señalado que la demanda colectiva se ha interpuesto inicialmente en nombre de dos clientes latinoamericanos de Chile y Venezuela, aunque a ella se podrán sumar hasta el 27 de marzo todos los clientes del Santander que hubieran invertido en fondos domiciliados en Miami que se hayan visto afectados por Madoff.
Otros bufetes estadounidenses, como el neoyorquino Kaplan Fox, también se han decantado ya por demandas colectivas contra el Santander en representación de clientes extranjeros, que ahora deben ser admitidas a trámite.
Javier Cremades, que ha explicado que los clientes que no se puedan unir a la demanda colectiva en Estados Unidos podrán reclamar en España o en sus respectivos países, ha señalado que próximamente se reunirá con una veintena de bufetes de abogados de todo el mundo establecer "una estrategia global de reclamación".
MV