Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Seguridad Social aportará 'vidas laborales' más completas para mejor conocimiento de su cotización

Empresas como Mercadona, BBVA o Inditex ya están ensayando el sistema de cotización directa
El director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Francisco Gómez, ha avanzado este jueves que el nuevo sistema de liquidación directa de las empresas a la Seguridad Social, que sustituirá al actual de autoliquidación, permitirá, entre otras cuestiones, que los trabajadores obtengan un informe sobre la 'vida laboral' más completo para conocer mejor las obligaciones de cotización de sus empresas y poder hacer cálculos más exactos de sus prestaciones de jubilación futuras.
Además, este nuevo sistema, que no afectará al colectivo de los autónomos y sí a las 1,3 millones de empresas del Régimen General que cotizan por alrededor de 13 millones de trabajadores, persigue que éstas puedan contar asimismo con un historial completo sobre su cotización a la Seguridad Social.
Durante la 'Jornada sobre Seguridad Social y Pensiones' organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Gómez ha concretado que ya en la campaña de 'vidas laborales' de junio, estos informes ya contarán con información nueva sobre los grupos de accidentes de trabajo en los que se encuentra el trabajador.
Ahora bien, una vez implantado completamente el nuevo modelo, a partir de 2015, se dará un "vuelco total" en relación con la información que se traslada actualmente a los trabajadores. Esas 'vidas laborales' incluirán así "las cantidades exactas que las empresas cotizan por ellos por contingencias comunes, accidentes de trabajo, horas extraordinarias, etc", ha añadido Gómez.
¿CUÁNDO Y CÓMO FUNCIONARÁ EL NUEVO SISTEMA?
El director general de la Tesorería General de la Seguridad Social ha avanzado que el proyecto de Ley que regulará el nuevo sistema de cotización podría aprobarse en las "próximas semanas" en el Consejo de Ministros para su entrada en vigor de forma paulatina desde el 1 de enero de 2015.
No obstante, se ha puesto en marcha un proyecto piloto que ya afecta a empresas como BBVA, Mercadona, Inditex, el Corte Inglés o Iberia y que afecta a unos 400.000 empleados, con la idea de empezar a notificar a estas empresas el comienzo de la obligatoriedad del nuevo sistema ya en el mes de septiembre.
Concretamente, con este nuevo sistema, el empresario pedirá la liquidación a la Tesorería General de la Seguridad Social previa aportación de la información de cotización necesaria (el empresario deberá comunicar cualquier cambio en esta información).
Después, será la propia Tesorería, con la información que también solicitará a instancias como los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) o a las mutuas de accidentes de trabajo, la que hará la facturación, si bien las empresas podrán consultar los cálculos efectuados y solicitar la correcciones pertinentes.
En este punto, Gómez ha señalado que el margen de error es "ínfimo", porque se realizará por medios informáticos, de modo que todo fallo procederá en todo caso de errores en los datos recopilados previamente.
GRANDES OBJETIVOS.
Por otro lado, el director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, señaló que los grandes objetivos de este nuevo sistema son la minimización de errores, como la no aplicación de bonificaciones para las que existen derecho, la aplicación incorrecta de las compensaciones por Incapacidad Temporal y los errores en la cotización relacionados con los tipos de accidente de trabajo o en el empleo a tiempo parcial.
Según ha señalado, cotizar por debajo de lo que corresponde tiene una incidencia sobre las prestaciones de los trabajadores y también a través de la reclamación de deudas por parte de la Tesorería, que lleva a un recargo -del 20%-- para las empresas. Asimismo, ha recordado que el no estar al corriente del pago de las cotizaciones supone para los empresarios una limitación a la hora, por ejemplo, de optar a concursos públicos.
Otro de los grandes objetivos de este sistema es generar una facturación muy proactiva por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social, que actualmente, ha admitido, es "tremendamente compleja", al añadirse cada vez más elementos que, como la última 'tarifa plana' para los que contraten con carácter indefinido y creen empleo, inciden en las normas de cotización.