Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos destacan el "alto seguimiento" de la huelga ferroviaria y denuncian servicios mínimos "abusivos"

Los sindicatos han destacado el "alto seguimiento" de la huelga convocada este viernes en protesta por el proceso de la liberalización aprobado por el Gobierno, al que han acusado de imponer unos servicios mínimos "abusivos y desconocidos" y de "desplegar un ejército de polícia anti-disturbio" a pesar de la actitud "correcta" y la responsabilidad de los trabajadores.
"Prácticamente la totalidad de trabajadores y trabajadoras con opción a hacer la huelga han secundado el paro contra la liberalización y privatización de Renfe, Adif y Feve", han señalado en un comunicado conjunto CC.OO., UGT, CGT, SCF, Semaf, Confederación Intersindical y TCM.
En concreto, según CC.OO., cerca de un 90% de los trabajadores con posibilidad de hacer la huelga en las Renfe, Adif y Feve han decidido secundarla en el turno de noche y en las primeras horas del turno de mañana, una cifra que contrasta con el 20% en el que ha cifrado el Ministerio de Fomento el seguimiento del paro.
Los portavoces de los sindicatos convocantes han reafirmado su deseo de no detenerse hasta que "el ferrocarril público, de toda la ciudadanía, esté a salvo de quienes quieren rapiñarlo a costa del esfuerzo y los impuestos de dicha ciudadanía".
Por ello, según señalan en el comunicado, la huelga de este viernes y las concentraciones "no hace más que consolidar la creencia de los representantes de los trabajadores en la necesidad de luchar para que el patrimonio de toda la ciudadanía y los puestos de trabajo directos e indirectos que mantienen las empresas ferroviarias no se vean amenazados por una política ultraliberal y deshumanizada".
Los sindicatos han subrayado que han querido hacer aportaciones a la necesaria evolución del ferrocarril, si bien Fomento y las empresas han practicado "la burla", al prometer no tomar decisiones sin diálogo con los sindicatos, pero aprobando Reales Decretos-ley "sin una sola consulta".
Por ello, han condenado "las prisas, la falta de rigor y de transparencia" con que se quiere llevar a cabo este proceso, que, a su juicio, "esconde una clara intención privatizadora, y tal vez con plusvalías no para la ciudadanía, propietaria del ferrocarril, sino para empresarios próximos".
Asimismo, han denunciado que el Secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes, Rafael Catalá, manipule la información hablando de que hay "contexto de diálogo", cuando lo único que hay son "hechos consumados" que se comunican a los sindicatos.