Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sniace propondrá a los administradores abordar las prejubilaciones con contratos relevo y jubilaciones

Los trabajadores, dispuestos a aceptar una rebaja salarial del 15 al 20% si no hay despidos añadidos
La dirección de Sniace propondrá este jueves, 10 de abril, a los administradores concursales abordar las 107 prejubilaciones obligatorias en la fábrica de Torrelavega con una fórmula mixta, de contratos relevo para 42 trabajadores y jubilaciones 'APJ' para el resto, y sin despidos "añadidos".
Se trata de la fórmula escogida, de entre las cuatro que había sobre la mesa, por el comité de empresa, después de que la dirección se haya "lavado las manos" a la hora de decantarse por una y haya dejado elegir a los trabajadores, según ha indicado a Europa Press el secretario del comité, Antonio Pérez Portilla, al término de la reunión celebrada este miércoles y que ha supuesto una continuación de la de ayer, martes.
Además, en el encuentro, la dirección ha trasladado a los representantes de los empleados una rebaja salarial, de entre el 15 y el 20%, rebaja que están dispuestos a aceptar, siempre y cuando no haya "ningún despido más", han puntualizado.
La fórmula escogida será trasladada por la dirección de Sniace a los administradores concursales en la reunión que ambas partes mantendrán este jueves en Madrid, a las 12 horas. Por su parte, los trabajadores solicitarán un encuentro con la administración concursal.
En total, sobre la mesa había otras tres alternativas además de la escogida, que combina contratos-relevo con jubilaciones 'APJ' (en las que el Estado pone el 40% del dinero y la empresa el 60% restante) y que fue planteada por el propio comité, al entender que el coste de esta salida sería menor.
Por su parte, la dirección había propuesto prejubilar al centenar de trabajadores bien de forma "normal" y suplementando lo que les quedara de pensión con un complemento económico, bien a través de las jubilaciones APJ. A ambas fórmulas, la empresa añadió una nueva este mismo miércoles, según la cual se rebajaba un año la edad de jubilación, de 63 a 62, de modo que, en total, había cuatro planteamientos a escoger.
"CORREA DE TRANSMISIÓN"
Pérez Portilla se ha quejado de la forma de negociar de la empresa, que a sus ojos, con esta actuación, se limita a "hacer de correa de transmisión de lo que diga el comité".
Y todo ello, ha apuntado el sindicalista, cuando quedan "cuatro días hábiles" hasta el juicio de la Audiencia Nacional en el que se abordará el problema de los despidos de Sniace, que se celebra el 22 de abril y está, por tanto, "a la vuelta de la esquina".
"Esta forma de negociar de 'aquí te pillo, aquí te mato' no es muy apropiada", ha opinado el portavoz de los trabajadores, que se ha mostrado "sorprendido" por la actitud de la empresa y ha expresado su "malestar".
ESCOLLOS
En cualquier caso, Pérez Portilla ha indicado a esta agencia que el primer "escollo" que tendrá que salvar Sniace es el de los administradores concursales, al que seguirá el propio juicio de la Audiencia y la negociación de los "dos o tres" expedientes de regulación de empleo (EREs) que habrá que poner en marcha para regular la situación de la plantilla de cara a la apertura de la factoría, prevista para este otoño, según se anunció.
Un planeamiento que la empresa supedita a una rebaja salarial en tres tramos, del 15%, 17% y 20%, en función de las categorías de los trabajadores y directivos, y que el comité está dispuesto a aceptar, siempre y cuando no haya "más despidos".
Finalmente, en cuanto a movilizaciones y acciones, los trabajadores no tiene programada ninguna, ni para esta semana ni para la próxima, aunque no descartar convocar una asamblea, en función de lo que les trasmitan este jueves tras la reunión entre la dirección y los administradores en Madrid.