Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sniace reformula sus cuentas y eleva su patrimonio neto en 10,5 millones

Sniace ha modificado las cuentas correspondientes a los nueve primeros meses del año como parte del proceso de ampliación de capital en el que se encuentra inmersa la sociedad y, fruto de esta revisión, ha elevado en 10,5 millones de euros su patrimonio neto.
Según indica Sniace a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este patrimonio ha pasado de tener un valor negativo de 4 millones de euros en la anterior información contable a otro positivo por 6,5 millones.
Los activos totales de la sociedad ascienden ahora a 115,7 millones de euros, frente a los 99,6 millones anteriormente recogidos, mientras que la partida de pasivo no corriente se eleva de 35 a 59 millones, debido sobre todo a un incremento de 5,7 millones en la deuda financiera, hasta 18,5 millones.
No obstante, los pasivos corrientes experimentan un descenso y pasan de 68,5 millones a 49,2 millones de euros, después de que la deuda financiera incluida en esta rúbrica se haya reducido en 4,2 millones y de que la deudas con acreedores comerciales haya bajado en 4,9 millones, hacera 31,5 millones.
Sniace indica que el pasado 25 de noviembre se formularon los estados contables como consecuencia del proceso de ampliación de capital de la empresa y que el 29 de diciembre se reformularon estas cuentas, que son las que ahora se presentan.
La empresa recuerda que la ley concursal fija un plazo para que los acreedores que no se hayan sumado al convenio puedan adherirse. Como a fecha de formulación de las cuentas no había expirado el plazo, Sniace ha registrado los pasivos financieros asumidos con estos acreedores dentro de la segunda propuesta del convenio, en la que se recoge una quita del 90%.
También se ha revisado a la baja, del 6,78% al 6,1%, la tasa de interés para el cálculo de la deuda concursal, indica la empresa en la información remitida a la CNMV.