Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solbes, contrario a "impedir artificialmente" el ajuste de la construcción

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, se ha mostrado contrario a tratar de "impedir artificialmente" el "necesario" ajuste que debe tener el sector de la construcción, que ha acumulado "excesos" en años anteriores.
En su primera comparecencia de la legislatura ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Pedro Solbes ha señalado que dichos excesos "se deben corregir" para que la inversión residencial "pueda volver a crecer con normalidad".
Solbes ha añadido que el ajuste de la construcción está siendo "más rápido de lo esperado" y "también acabará antes". No obstante, ha reconocido que la crisis tendrá un "efecto arrastre" sobre otros sectores que, "inevitablemente", supondrá un impacto negativo sobre el crecimiento, aunque será "transitorio".
Ha reiterado que en los próximos trimestres la economía registrará tasas de crecimiento inferiores a su potencial, con una evolución del empleo "menos favorable" que la de los últimos años. "Esto debemos asumirlo", ha añadido.
Recuperar el tres por ciento
 
En cualquier caso ha insistido en que, "una vez que se reconduzcan los excesos de años anteriores en el sector de la construcción residencial", el crecimiento de la economía podrá volver "sin mayores dificultades al entorno del 3 por ciento". Ha augurado que esto de producirá en 2010.
 
 Solbes ha señalado que las medidas tomada por el Gobierno para afrontar la actual coyuntura deben servir para hacer "lo menos traumático posible" el menor crecimiento, "aliviando algunas de las dificultades" con que se pueden encontrar los ciudadanos que estén en una situación "más vulnerable".
 
Ha añadido que el Gobierno debe asumir "el deterioro presupuestario" que conlleva la desaceleración económica "sin tomar medidas restrictivas" y sabiendo que "el menor superávit inyectará crecimiento en la economía, favoreciendo que el bache cíclico sea menos duradero e intenso".
 
 Además ha subrayado que el Ejecutivo se asegurará de que el aumento de gasto por motivos cíclicos, especialmente para las prestaciones por desempleo, se acompañe de "austeridad" en otros capítulos de gasto.
 
 Por tanto, ha agregado, "las medidas discrecionales de gasto" que haya que adoptar ahora deberán ser "reversibles" en el futuro o suponer un "simple adelantamiento del gasto ya previsto", y cuando en unos trimestres la situación se "normalice" habrá que volver a la "senda de gasto estructural anteriormente prevista".
EB