Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Standard & Poor's asegura que la crisis en la eurozona aún no ha finalizado y demanda nuevas reformas

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha señalado que la crisis en la eurozona no ha finalizado aún y que es posible entrar en una fase de crecimiento moderado mientras continúe el desapalancamiento y la economía mundial se debilite, por lo que ha demandado nuevas reformas.
"La estabilización de las condiciones macroeconómicas y la acomodación fiscal y monetaria pueden abrir una ventana a nuevas reformas microeconómicas, que refuercen de verdad las fuentes de crecimiento y prosperidad", destaca la agencia en un informe.
Entre estas medidas, Standard & Poor's incluye ajustes en el sistema fiscal y en las instituciones del mercado de trabajo, introducir la competencia en sectores protegidos, reducir los trámites burocráticos e iniciar cambios en el sistema de pensiones y educación, entre otras.
"Ninguna de estas tareas son competencia del BCE o de la Comisión Europea. Corresponden a los parlamentos nacionales y, por ello, requieren liderazgo nacional", ha añadido la agencia.
En este sentido, la firma ha recordado que hace ya un año alertó sobre la posibilidad de que las condiciones favorables de mercado "hicieran a los gobiernos abandonar la consolidación fiscal y los esfuerzos por las reformas estructurales".
"Eventos recientes sugieren que nuestras afirmaciones de hace un año han sido validadas. Creemos que los problemas de la eurozona están todavía sin resolver", ha expresado el analista de crédito de Standard & Poor's, Moritz Kraemer.
En este sentido, la agencia de calificación ha recalcado que el PIB de de los países que cuentan con una perspectiva positiva en sus calificaciones representa el 3% del PIB de la eurozona, mientras que los que tienen una perspectiva negativa superan el 40% del PIB de la unión monetaria.
EL PROGRAMA OMT HA PODIDO INSTALAR COMPLACENCIA
Por otro lado, Standard & Poor's ha subrayado que desde 2012 el BCE ha estado asegurando tranquilidad gracias a las palabras de su presidente, Mario Draghi, quien aseguró que la entidad "haría todo lo posible" por salvar el euro, apoyándose en el programa de compra de deuda OMT.
"Creemos que una consecuencia no intencionada de esta promesa ha podido instalar un sentimiento de complacencia", ha añadido Kraemer.
De la misma forma, la agencia de calificación ha apuntado que la caída de los intereses de las deudas nacionales a largo plazo a mínimos históricos ha provocado que algunos gobiernos hayan aplazado "la necesaria pero impopular" necesidad de reformas de oferta.
UNA MAYOR DEMANDA EN ALEMANIA NO REPERCUTIRÍA EN LA EUROZONA
Asimismo, el informe de Standard & Poor's destaca que un reequilibrio entre los países endeudados de la periferia de la eurozona y los países acreedores apoyaría el crecimiento de los primeros, pero "haría poco" por la economía de la región.
Así, a modo de ejemplo, señala que un incremento de las importaciones de Alemania de productos españoles no tendría efectos sobre el crecimiento y el empleo de la eurozona.