Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tavex reduce un 80% sus 'números rojos' hasta septiembre e ingresa un 14,7% más

Tavex registró unas pérdidas de 2,84 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa un descenso de casi el 80% respecto a los 'números rojos' del mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía.
La compañía resaltó que ha logrado dar la vuelta a su cuenta de resultados, aunque reconoció que la disparidad de los mismos en los distintos países donde está presente (con beneficios en América del Sur y pérdidas en Europa y Norteamérica) tiene como consecuencia un gasto por impuestos de 5,4 millones de euros, pese a las políticas de optimización fiscal puestas en marcha.
La cifra de negocios aumentó un 14,7% entre enero y septiembre, hasta los 375,75 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 51,79 millones, un 68% más, y el resultado de explotación (Ebit) en 30,1 millones, frente a los 3,49 millones de un año antes (+761,2%).
La empresa especializada en denim (tela vaquera) destacó que las tres áreas de negocio en las que opera, Sudamérica, Europa y Norteamérica, mejoran sus cifras hasta septiembre, lo que confirma la positiva evolución de sus resultados. Con la subida entre julio y septiembre, la empresa suma su octavo trimestre consecutivo de mejora en la facturación.
Para el último trimestre del año y comienzos de 2012, las expectativas de crecimiento mundial se han reducido, lo que asociado a la incertidumbre generada por la crisis de la deuda soberana europea, puede repercutir en la evolución general del consumo y las expectativas de los 'retailers', según la compañía.
Pese a ello, Tavex resaltó que se encuentra en una posición que le permite mitigar una evolución adversa en la economía mundial gracias a su estrategia focaliazada en los productos de 'denim' de mayor valor añadido.