Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica sube un 3,3% en Bolsa tras anunciar la creación de su nueva filial de infraestructuras Telxius

Los analistas ven positiva la operación ya que dará relevancia a activos infravalorados
Las acciones de Telefónica han cerrado la sesión del miércoles con una subida del 3,3%, una de las mayores del Ibex 35, tras anunciar la creación de una nueva compañía global denominada Telxius, en la que agrupará ciertos activos de infraestructura del grupo.
En concreto, los títulos de la operadora han cerrado la jornada en los 8,949 euros, lo que representa una subida del 3,301% con respecto a los 8,663 euros en los que concluyó la sesión del martes.
La subida registrado por las acciones de Telefónica ha impulsado al alza junto con la banca al Ibex 35, que ha rebotado este miércoles un 2,73% al cierre de mercado después de los desplomes de los últimos días por el miedo a una recesión mundial.
Tanto los analistas del Banco Santander como los de Sabadell creen que la creación de Telxius tendrá un impacto "positivo", ya que se pondrán en valor negocios que estarían en este momentos infravalorados, fundamentalmente desde una perspectiva financiera.
En esta línea, los expertos de BPI consideran que este movimiento tiene "sentido estratégico al tratar de sacar partido a los elevados múltiplos en los que se mueve el sector para monetizarlos".
Según diferentes informes publicados por los analistas de mercado en las últimas semanas, los activos incluidos por el grupo en esta nueva filial podrían tener un valor de entre 5.000 y 10.000 millones de euros.
LAS TORRES DE TELECOMUNICACIONES EN EUROPA.
Un informe de Barclays publicado a finales de enero afirmaba que el modelo de negocio de las torres de comunicaciones está "bien establecido" en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos, pero añade que en Europa la penetración es menor y existe un gran potencial de crecimiento.
De hecho, apunta que los operadores de torres independientes abarcan un 80% del mercado de Estados Unidos, un 45% en América Latina y sólo en torno a un 10% en Europa (con porcentajes del 15% en España y del 5% en Alemania), región en la que las operadoras son propietarias de en torno a un 75%.
En este sentido, cree que es "un proceso inevitable" que gran parte de los operadores creen nuevas compañías de infraestructuras, lo que los colocará en una "posición muy atractiva" en medio del proceso de consolidación que está viviendo el sector en Europa para lograr mayores eficiencias.
En su opinión, entre las claves que impulsarán el negocio de estas compañías se encuentran, entre otras, la mayor capacidad de red que necesitan los operadores, la necesidad de reemplazar la infraestructura actual para poder ofrecer 4G o tecnología que utiliza 'carrier aggregation' o el hecho de que las compañías de torres pueden ofrecer mayor cobertura y una mejor calidad de red.