Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica sustituyó el blindaje de Alierta por una aportación única de 35,5 millones a su fondo de pensiones

Telefónica aprobó en 2014 la sustitución del blindaje que figuraba en el contrato del presidente de la compañía, César Alierta, que este martes ha anunciado su intención de abandonar el cargo tras 16 años al frente de la 'teleco', por una aportación única de 35,5 millones de euros al plan de previsión social para directivos.
Esta decisión, a propuesta de la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Buen Gobierno, se enmarcó en la política de la compañía de ir reduciendo los blindajes que mantenían los principales directivos, de acuerdo con las prácticas adoptadas en anteriores etapas de la gestión de la empresa.
Con este fin, y siguiendo las recomendaciones en materia de buen gobierno corporativo, el 1 de enero de 2006 Telefónica aprobó un plan de previsión social para directivos que ponía fin a la consignación "generalizada" de blindajes en los contratos de alta dirección.
RENUNCIA A LA INDEMNIZACIÓN
En el marco de esta estrategia corporativa, el máximo órgano de gobierno de la compañía aprobó en 2014 la dotación de la citada partida extraordinaria al plan de previsión social de Alierta tras la renuncia de éste a la cláusula indemnizatoria de su contrato.
Esta aportación extraordinaria se cifró en 35,5 millones de euros, importe igual a la suma de todas las obligaciones contractuales que mantenía la compañía con su presidente.
De esa manera, Telefónica no debería dotar así ninguna otra cantidad anual adicional al plan de previsión de Alierta, plan que entonces tenía consolidado un importe de 13,3 millones de euros.
RETRIBUCIÓN EN 2015.
En el año 2015, César Alierta percibió una retribución total de 8,69 millones de euros, un 29,12% más que en el ejercicio precedente, tras recibir 312.251 acciones por la aplicación del plan de retribución variable a medio y largo plazo, del que no se benefició en los tres años anteriores.
Alierta recibió 6,5 millones de euros en concepto de salario, lo que supone un 3% menos que los 6,7 millones recibidos en 2014, según el informe de retribuciones de los consejeros de la compañía remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Estos 6,5 millones de euros se desglosaron principalmente en un salario fijo de 2,2 millones y un variable a corto plazo -sujeto a desempeño y a la consecución de objetivos_ de 4 millones de euros.