Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro reduce la rentabilidad de las letras y se acerca al máximo de emisión

Se han colocado 4.154,91 millones de euros, frente a los 8.905,7 millones demandados FOTO: REUTERStelecinco.es
Concretamente, la subasta de letras a 12 meses se saldó con la colocación de 4.154,91 millones de euros, frente a los 8.905,7 millones demandados, y con un tipo de interés marginal del 3,4%, inferior al 3,76% de la subasta anterior.
Aemás, el Tesoro adjudicó 1.541,2 millones de euros en letras a 18 meses, con una demanda de 4.976,5 millones. En este caso, el tipo marginal se situó en el 3,65%, por debajo del 3,98% de la anterior operación.
Esta subasta, la penúltima del mes de agosto, ha estado marcada por la reunión que mantendrán esta tarde la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, en la que previsiblemente no incluirán la creación de eurobonos como medida contra la crisis financiera.
Además, esta mañana el Instituto Nacional de Estadística (INE) se ha dado a conocer el avance sobre la evolución de la economía española durante el segundo trimestre del año, que ha reflejado una desaceleración del PIB hasta un crecimiento del 0,2% en tasa intertrimestral y del 0,7% interanual.
La anterior subasta del Tesoro, celebrada el pasado 4 de agosto, se saldó con una emisión de bonos por 3.300 millones de euros, a los que se sumaron otros 800 millones en segunda vuelta, y logró un nivel de demanda que más que duplicó el importe adjudicado. Sin embargo, los tipos de interés, aunque se mantuvieron por debajo del 5%, se dispararon hasta su nivel más alto desde 2008.
La letras del Tesoro, al tratarse de deuda a corto plazo, cuentan de momento con unos tipos marginales más moderados, por debajo del 4%, ya que supone menos riesgo para los inversores.
La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, había señalado horas antes que "nunca ha habido ninguna dificultad" con este tipo de subastas, y que, por ello, la preocupación era "nula".