Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro tratará de colocar este martes entre 4.500 y 5.500 millones en letras a 6 y 12 meses

El Tesoro Público tratará de colocar este martes entre 4.500 y 5.500 millones de euros en letras a seis y doce meses, y hacerlo con los tipos de interés negativos ofrecidos en las últimas subastas de deuda a corto plazo.
La anterior subasta de letras a seis y doce meses, del pasado 16 de febrero, se saldó con la colocación de 5.720 millones de euros, en la parte alta del rango de los objetivos. Sin embargo, el Tesoro dejó de ofrecer intereses negativos a los inversores por el papel a 12 meses, después de tres meses consecutivos cobrando por emitir esta referencia.
Además, en el caso de las letras a seis meses, el interés marginal se situó en terreno negativo, aunque algo menos que en la subasta precedente, pasando del -0,098% al -0,052%.
En dicha subasta, los tipos de interés parecieron recoger el efecto de la subida de la prima de riesgo en los días previos por la tensión en los mercados. Esta semana, la parálisis política y la posibilidad de que España afronte unas nuevas elecciones podrían pasar factura al Tesoro.
De hecho, en la subasta de la pasada semana, un día antes de la segunda vuelta de la votación de investidura de Pedro Sánchez, que volvió a resultar fallida, el Tesoro colocó en los mercados 4.515 millones de euros en tres emisiones de bonos y obligaciones a medio y largo plazo. La emisión se situó en el rango medio previsto (entre 3.750 y 5.250 millones de euros) y con tipos más bajos sólo en el caso de la deuda a 15 años.
Desde el comienzo del año, el Tesoro ha captado 31.400 millones de euros a medio y largo plazo, un 25,1% de la previsión para 2016 (125.300 millones). El coste medio de la deuda del Estado se situó en el 0,75% a cierre de febrero, frente al 0,84% de diciembre de 2015. La vida media de la deuda en circulación a esa fecha era de 6,48 años, superior a los 6,45 años al cierre de 2015.