Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'The Banker' premia a CaixaBank por su innovación tecnológica sostenible

La publicación británica mensual 'The Banker', del grupo Financial Times, ha galardonado a CaixaBank con el premio a la innovación de 2013 en la categoría de Tecnología Verde (Green IT) por la eficiencia y ahorro energético del 41% en los centros de procesamiento de datos de la entidad financiera.
Según ha informado este miércoles CaixaBank en un comunicado, en sus centros de procesamiento de datos, situados en Cerdanyola y Sant Cugat del Vallès (Barcelona), ha desarrollado "una herramienta de software innovadora que permite una utilización óptima del espacio informático".
Esta herramienta combina el sistema tradicional de gestión de infraestructuras de centros de datos (DCIM) con nuevas herramientas de software, de forma que se consigue controlar con exactitud las necesidades de electricidad.
La infraestructura tecnológica de CaixaBank incluye otras innovaciones, como la utilización de UPS dinámicos, que hacen innecesario el uso de baterías o de sistemas de conversión eléctrica, o el uso de plantas enfriadoras con aire condensado, sin consumo de agua, que evitan cualquier riesgo de legionelosis.
Otras ventajas son la utilización del enfriador de aire de los generadores de diesel, normalmente apagados, para aumentar la eficiencia energética, así como la utilización del concepto "pasillo frío cerrado", que separa el aire frío del aire caliente y consigue la misma temperatura de entrada del aire a diferentes alturas de cada bastidor.
CaixaBank ha recordado que es la entidad financiera líder en gestión del cambio climático en España, según los datos de 2012 del Carbon Disclosure Project 500 (CDP), el estudio que evalúa a las principales empresas del mundo en función de su compromiso con el cambio climático.