Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ThyssenKrupp aplaza la decisión sobre la venta de la planta de Mieres

Los responsables del Consejo de ThyssenKrupp han anunciado este miércoles en Mieres que han aplazado la decisión sobre la venta de la factoría de Baíña hasta diciembre. Han añadido que tienen varias ofertas sobre la mesa, pero ninguna se ajusta a las condiciones que reclaman para cerrar la operación. Los sindicatos CCOO y MCA-UGT, por su parte, han asegurado que los planes de la dirección del grupo son "un error".
Las dos partes han mantenido un encuentro en la factoría. Han asistido el presidente del Consejo de ThyssenKrupp Elevator, Andreas Schierenbeck, el presidente ejecutivo de la firma, Ramón Sotomayor y el jefe de Recursos Humanos, Johannes Kim. De parte de los sindicatos, han estado presentes el secretario general de MCA-UGT, Eduardo Donaire y su homólogo en Industria de CCOO, Damián Manzano.
"Hemos trasladado que hay una carencia de información por parte de la compañía. Nosotros y los trabajadores creemos que esta decisión que valoran es un error", ha señalado Manzano. De hecho, la compañía no ha desvelado el nombre de los posibles compradores.
Manzano ha añadido que "no hay razón justificada dentro del planteamiento de Thyssen que lleve a sacarla a la venta". "Queremos que se den datos concretos y que si la decisión se toma se haga con las garantías de que continúe la actividad y se mantengan los puestos de trabajo", ha zanjado.
Eduardo Donaire ha destacado que "la empresa dice que esta (ThyssenKrupp Airport Systems) es una perla. Pues si es una perla no la vendas". Ha señalado que "los trabajadores están preocupados, porque cuando se vende una factoría nunca hay una garantía absoluta de que no se vaya a cerrar". "Queremos tener más información; saber a quién, cómo y cuándo se va a vender esto", ha resumido.