Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toshiba deja de vender ordenadores de consumo en España y centra su negocio en el mercado profesional

Toshiba prevé alcanzar en 2016 las 120.000 unidades vendidas en el mercado profesional de España y Portugal, lo que supone un 8% más que las 110.000 de 2015, en un periodo marcado por la reorganización del modelo de negocio de la compañía en la región, que abandonará el mercado de consumo personal en su división de informática y se centrará en el mercado profesional.
El responsable de negocio de Toshiba de España y Portugal, Emilio Dumas, ha explicado que esta decisión de dejar vender ordenadores en España es consecuencia del cambio de política de la compañía japonesa para toda su división europea.
Pese a este cambioo, ha remarcado que en España la compañía tenía una cuota de mercado "importante", un volumen de ventas "goloso" y mucho prestigio. En concreto, la compañía el pasado ejercicio vendió casi 215.000 unidades y logró una cuota de mercado de entorno al 15%.
De esta manera, Dumas ha remarcado que la compañía, que a partir de ahora solo venderá portátiles a consumidores en sus mercados más fuertes, Japón y Estados Unidos, apostará por el sector profesional, que es donde está la rentabilidad.
A este respecto, ha recordado que Toshiba siempre ha estado presente en el mercado profesional en España, donde lleva mucho tiempo siendo la tercera compañía en cuota de mercado, y que, exceptuando Apple, tiene el precio medio más alto del sector, ya que su enfoque son los productos de gama media y alta, donde más pueden aportar por prestaciones y tecnología.
El director comercial de Toshiba España, Luis Polo, ha añadido que Toshiba siempre ha querido ser un líder tecnológico, no sólo un fabricante, y que su objetivo es buscar que su tecnología aporte beneficio a la sociedad y genere rentabilidad para la empresa, pero también para el canal de distribución y para los clientes.
Como parte de este proceso de cambio de modelo de negocio, la plantilla de la división de informática personal se reducirá desde los en torno a 50 empleados con los que contaba actualmente hasta algo más 30 personas.
MEJORA DE VENTAS Y CUOTA DE MERCADO.
En este contexto, la compañía prevé además aumentar sus ventas también en 2017 en el mercado profesional de España y Portugal, en concreto un 5% hasta las 128.000 unidades, e incrementar su cuota de mercado este 2016 desde el 18% hasta el 20% en unidades y el 21% en valor.
Toshiba remarca que este crecimiento estará propiciado por la renovación del parqué instalado, obsoleto tras años de crisis económica y todavía sin actualizar por la incertidumbre política y económica, así como por la aparición de nuevas tecnologías y tipologías de productos y nuevas necesidades y formas de trabajo profesional.
Asimismo, la compañía, que remarca que es la única empresa que fabrica su propia BIOS, presentará en breve en España un nuevo dispositivo que consistirá en una nueva plataforma de seguridad, la primera solución del mundo de escritorios virtuales basada en ordenadores portátiles y con gran acento en los aspectos de seguridad.
A este respecto, el director comercial de Toshiba en España ha destacado que la compañía se convierte en la primera en lanzar un dispositivo móvil que garantiza un 100% de seguridad, ya que nada de lo que se ha trabajado queda almacenado en el portátil.
Por otro lado, Dumas ha remarcado la fortaleza de la empresa en el sector de las administraciones públicas y ha destacado que, pese a las menores ventas por la paralización por la incertidumbre política, han ganado algún concurso público como el del Instituto Nacional de Estadística (INE), el proyecto europeo más voluminoso en los dispositivos 2 en 1.