Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo y Méndez creen que hay tiempo para retroceder en la reforma constitucional

Los líderes sindicales Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. Foto: EFEtelecinco.es
Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, han recordado a los Grupos Parlamentarios que aún hay tiempo para que rechacen la reforma constitucional que limita el déficit o al menos para que pidan la convocatoria de un referéndum que permita a la ciudadanía votar esta reforma.
En una rueda de prensa conjunta, Toxo y Méndez han acusado a los dos grandes partidos de romper el consenso constitucional y han considerado "curioso y lamentable" que, después de cuatro años de crisis, el PP y el PSOE sólo hayan conseguido ponerse de acuerdo en una reforma que, además de hacer peligrar el Estado de Bienestar a futuro, resulta "absolutamente innecesaria" teniendo ya una Ley de Estabilidad Presupuestaria.

"Los Grupos todavía tienen tiempo para no votar esta reforma o, si lo hacen, que decidan convocar un referéndum. Romper el pacto constitucional es un paso tremendamente peligroso", ha dicho Toxo, a lo que Méndez ha añadido que con el acuerdo para esta reforma, el PP y el PSOE "han enviado al desván" la foto de los padres constitucionales.

Los dirigentes sindicales temen que CiU acabe apoyando la reforma constitucional a cambio de hacer nuevos cambios en la negociación colectiva y espera que no haya transacciones de este tipo. Toxo y Méndez han recordado que se celebrarán muchos actos de protesta contra esta reforma y esperan que la gran manifestación del día 6 en Madrid sea "masiva". Por el momento, han descartado la convocatoria de una huelga general.
Críticos con el contrato de formación

Los líderes de CC.OO. y UGT se han referido también a las nuevas medidas laborales adoptadas por el Gobierno y han criticado especialmente el nuevo contrato de formación, del que han dicho que es un contrato "basura y precario" que, si tiene éxito, llevará al "fracaso" a la Seguridad Social.

"Aprendices a los 33 y jubilados a los 75. Ese es el panorama", se ha lamentado Toxo, que también ha arremetido contra el Ejecutivo por suspender el límite al encadenamiento de contratos temporales. Méndez, por su parte, ha denunciado que el nuevo contrato formativo es la "versión Frankenstein" del modelo alemán.