Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo pide derogar algunos modelos de contratación para poder subir los salarios

Pide un SMI de 1.100 euros, aunque no "de golpe"
El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado este jueves que los salarios tienen que tomar un "renovado protagonismo" y empezar a "moverse al alza", para lo que ha marcado la necesidad de derogar algunos modelos de contratación, como el de emprendedores, reformar el contrato a tiempo parcial, recuperar el contrato fijo-discontinuo para "determinadas actividades" y recuperar la causalidad en la negociación colectiva.
Así lo ha señalado Toxo durante su intervención en la inauguración de la jornada de presentación del estudio 'Los convenios de empresa de nueva creación tras la reforma laboral de 2012', realizado por el Observatorio de la Negociación Colectiva de CC.OO.
Toxo ha abogado por que, en un contexto de inflación negativa de la economía española, se continúe con la senda iniciada el año pasado por el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que estableció una subida salarial del 1%, si bien ha matizo que se estudiarán las perspectivas para 2017 para ver si "permiten ganancias reales de poder adquisitivo".
"Los salarios tienen que tomar un renovado protagonismo. La devaluación salarial ha ido excesivamente lejos", ha afirmado Toxo, quien ha subrayado la necesidad de derogar algunos modelos de contratación, como el de emprendedores, reformar el contrato a tiempo parcial, recuperar el contrato fijo-discontinuo para "determinadas actividades" y recuperar la causalidad en la negociación colectiva.
El líder de CC.OO. ha precisado que desde el sindicato no están "locos" y no pretenden recuperar en un año el efecto de la devaluación salarial, pero sí "iniciar un recorrido que permita mejorar los salarios", y empiecen a "compadecerse con la situación de productividad". De esta forma, ha apuntado que España no tiene un diferencial tan alto con Francia como para que su Salario Mínimo Interprofesional (SMI) sea la mitad que el galo.
En cuanto a este salario, fijado en 655,2 euros mensuales para 2016, Toxo ha pedido que se acompase a la recomendación de la Carta Social y se sitúe en un valor similar al 60% de los salarios medios negociados, lo que supondría algo más de 1.000 euros.
"Sabemos que no se puede hacer de golpe", ha reconocido Toxo, quien ha explicado que por este motivo desde CC.OO. plantean una subida de hasta 800 euros en el primer año de legislatura, lo que le situaría "en línea con la productividad y la competitividad de la economía española".
En este sentido, ha aseverado que una subida del SMI no generaría "absolutamente ningún problema a la empresa", sino que las animaría a iniciar procesos de transformación, a "no descansar solo la competitividad en bajísimos costes laborales", y a incentivar otros elementos como la innovación, el desarrollo y la internacionalización. "Un SMI tan bajo es un lastre para las personas y el funcionamiento de la economía", ha apostillado.
PIDE DIÁLOGO SOCIAL Y "NEGOCIAR PARA REPONER".
En su intervención en el acto, Toxo ha hecho hincapié en la necesidad de volver a "resituar" las cosas en el marco de las relaciones laborales, para lo que ve "imprescindible" trabajar por recuperar el "tono" en el diálogo social, empezando por el diálogo entre empresarios y sindicatos.
El secretario general de CC.OO., que ha vuelto a pedir la derogación de la reforma laboral, ha apostado por "derogar para reponer", y no "volver al Estatuto de Trabajadores en su versión de 2010 y 2011".
Entre los cambios necesarios para el futuro en el ámbito laboral citados por Toxo se encuentran la potenciación de los mecanismos de resolución extrajudicial, ya que algunos instrumentos como el SIMA o la Comisión Consultiva "se han desvirtuado", por lo que plantea la creación de un Consejo de relaciones de Trabajo con funciones "mucho más proactivas" en materia de negociación colectiva.
Además, ha propuesto "constitucionalizar" algunos elementos básicos del derecho de trabajo o, si no se produce una reforma de la Carta Magna, establecer una carta de derecho de los trabajadores mediante una ley orgánica.