Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo ve excesivas las nuevas exigencias a la banca española y teme "problemas adicionales"

Propone que la banca nacionalizada, a través del ICO, cubra el hueco en la transferencia del ahorro a la economía y permita el crédito
El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, cree que las nuevas exigencias de capitalización adoptadas por la UE hacia la banca española son "excesivas" y considera que ello puede traer "nuevos problemas adicionales" derivados de la "restricción del crédito", y que puede conllevar un "incremento del paro y un deterioro de los sistemas de protección social y de los servicios públicos".
Toxo ha indicado que en la Cumbre de la UE celebrada estos últimos días en Bruselas (Bélgica) y que había abierto "muchas expectativas", el pasado domingo "defraudó por su falta de conclusiones", mientras que esta pasada madrugada ha acabado la reunión con algunas conclusiones, de forma que, a su juicio, la declaración emitida "desprende sombras y dudas importantes en cuanto a la intensidad y alcance de las decisiones adoptadas".
En opinión del líder sindical "se han producido algunos avances aunque sigue siendo preocupante no contar con decisiones sólidas, estructurales, que de verdad aborden el problema del euro, centrado en la crisis de la deuda soberana y en la situación del sistema financiero europeo".
Para Toxo, y "a falta de conocer como se van a hacer visibles los recursos que se van a poner a disposición para resolver la crisis de la deuda", el hecho de que "sean los países emergentes los que aporten las remesas de capital necesarias puede no ser suficiente para resolver esta situación".
Para CC.OO. "se puede estar incubando un nuevo problema adicional en el sistema financiero", toda vez que "no hacen aflorar los problemas de la banca europea vinculada a los activos tóxicos que llegaron de Estados Unidos, pero se pone el foco en la banca española, con unas exigencias de capitalización que son excesivas". Toxo ha lamentado asimismo que "no se han tenido en cuenta algunos factores que nuestro país demandaba".
En su opinión, dichas exigencias "pueden servir para cerrar todavía más el acceso al crédito a empresas, especialmente pequeñas y muy pequeñas, y familias, agravando los problemas de crecimiento que tiene la economía española".
En ese sentido, considera que "si se cierra todavía más el crédito procedente de las restricciones financieras, habrá un incremento del paro y un deterioro de los sistemas de protección social y de los servicios públicos".
Toxo por ello ha demandado que en España "durante el tiempo en el que la banca y las cajas de ahorros no sean capaces de transferir el ahorro privado a la economía, sea la banca pública y las cajas nacionalizadas, integradas en la red del Instituto de Crédito Oficial (ICO) cubra ese hueco, al menos por un período transitorio, para procurar un cauce de acceso al crédito".
"La Cumbre Europea una vez más se ha centrado en problemas financieros, que son importantes y hay que resolverlos, pero se debería haber ido más allá, pues se han olvidado de que Europa está al borde de una segunda recesión y que existe ese riesgo, que sólo se puede conjurar con una reorientación de las políticas económicas", ha agregado Toxo.
El dirigente sindical lamenta que "se siga insistiendo de forma suicida en el ajuste de las cuentas públicas para lograr el equilibrio presupuestario en el año 2012 o 2013", tras lo que ha reiterado su apuesta por "una reforma fiscal en profundidad, con una mayor contribución de los niveles de renta más altos y de las rentas de capital.
"Era de esperar que la Cumbre Europea dejase de actuar como lo venía haciendo habitualmente y diese pasos muchos más decididos de los que había dado para resolver de verdad los problemas de la UE y lograr la normalización de la situación económica", se ha lamentado Toxo.
Considera que estas decisiones comunitarias "van a dificultar el proceso de reestructuración del sistema financiero español y puede tener un efecto contraproducente e incrementar los niveles de insolvencia de algunas entidades; esperamos que eso se tuviera presente en la reflexión de los mandatarios europeos".
Por último, ha lamentado la ausencia de un Tesoro Europeo, al estilo de la Reserva Federal americana, pues la situación actual "hace que el euro presente mayor debilidad que el dólar y sea objeto de movimientos especulativos".