Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE espera que el G-20 pida a EEUU reducir su déficit y a China que revalúe el yuan

Defenderá en la cumbre de Cannes la tasa a las transacciones financieras
La Unión Europea defenderá en la cumbre del G-20 que se celebra en Cannes el 3 y 4 de noviembre que la crisis de deuda no es el único foco de los desequilibrios mundiales que amenazan el crecimiento, y pedirá a Estados Unidos que reduzca su déficit y a China que aumente la demanda doméstica y revalúe el yuan.
Tanto las autoridades de EEUU como las de China han pedido reiteradamente las últimas semanas a la UE que pactara de forma urgente una respuesta a la crisis de deuda, y han alertado de que los problemas en Europa ponían en riesgo la recuperación económica mundial.
Ahora, los líderes europeos confían en que en Cannes el resto de socios del G-20 respalden el plan para combatir la crisis de deuda aprobado en la cumbre del Eurogrupo del 26 de octubre.
"Esperamos que el G-20 tome nota con satisfacción de los pasos decisivos que ha tomado la eurozona para afrontar de forma decisiva y contundente la crisis de deuda" y que valoren que las decisiones "contribuirán a aumentar la estabilidad financiera en el mundo", según ha explicado un alto diplomático de la UE.
Pero los europeos quieren que el G-20 dirija recomendaciones a otras grandes economías del mundo para que corrijan sus propios problemas. Así, los líderes Europeos reclaman que de Cannes salga un mensaje claro hacia Estados Unidos para que acelere la "consolidación fiscal", mientras que a China le piden "que aumente el consumo doméstico y, si es posible, algo sobre el tipo de cambio".
"EEUU tiene un problema importante de desequilibrio de ahorro. Tienen un inmenso déficit presupuestario y una deuda creciente y deben reequilibrar sus cuentas públicas de forma creíble y a largo plazo. Es impensable que un país de la dimensión de EEUU pueda tener cuentas públicas tan desequilibradas", ha señalado el alto funcionario.
"Por parte de China, se trata de la manera de ver cómo su superávit puede aprovecharse para el crecimiento mundial, lo que implica una política de tipos de cambio más ajustada a la realidad y que permita a los chinos comprar más al exterior que vender al exterior", ha resaltado.
Los líderes europeos aprovecharán la cumbre de Cannes para reclamar un refuerzo de los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el fin de atender a los países afectados por la crisis. Pero no tienen previsto aprovechar este foro para reclamarle directamente a China u otros países emergentes que contribuyan a reforzar el fondo de rescate de la UE, según las fuentes consultadas.
El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, aprovechará la reunión para defender de nuevo la creación de una tasa a las transacciones financieras internacionales, pero no se espera ningún avance en este sentido por el rechazo de Estados Unidos. Bruselas ya ha propuesto que la tasa se cree primero sólo en la UE, a partir de 2014, y ha calculado que podría recaudar 55.000 millones de euros al año. Pero tanto Londres como el Banco Central Europeo se oponen.