Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE sopesa activar de forma preventiva el fondo de rescate para asistir a Italia, según 'Le Monde'

Los países de la eurozona sopesan activar en la cumbre que celebrarán el miércoles los nuevos poderes preventivos del fondo de rescate de 440.000 millones de euros para estabilizar a Italia y ayudarle a hacer frente a sus crecientes costes de financiación, según publica este martes el diario francés 'Le Monde'.
Se trataría de que el fondo de rescate empezara lo antes posible a comprar bonos italianos en el mercado primario y secundario, completando la tarea que ya realiza el Banco Central Europeo (BCE), o incluso de dar una línea de crédito preventiva a Roma similar a las que ya concede el Fondo Monetario Internacional.
El objetivo de esta intervención preventiva, que ya es posible porque los 17 países de la eurozona ya han ratificado los nuevos poderes del fondo europeo de estabilidad financiera (EFSF, por sus siglas en inglés), es frenar el deterioro de la situación en la tercera economía de la eurozona y evitar que sea necesario un rescate completo, que saldría mucho más caro y sería difícil de financiar.
La canciller alemana, Angela Merkel, teme una crisis de liquidez en los bancos italianos, mientras que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, está muy preocupado por la exposición de BNP Paribas a la deuda italiana, según 'Le Monde'.
"Hasta el miércoles no tendremos nada, por ahora todo son especulaciones", ha dicho una fuente diplomática al ser preguntada por esta información.
Merkel y Sarkozy dieron este domingo un ultimátum al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, para que presente nuevas medidas de ajuste antes de la cumbre del miércoles, en la que está previsto que se apruebe un nuevo refuerzo del fondo de rescate.
Berlusconi ya ha anunciado una reforma de las pensiones, pero la Comisión ha dejado claro que esta medida es insuficiente y que la UE espera que Roma apruebe un plan integral de ajuste que incluya también reformas en el mercado laboral y en la justicia.