Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE añade 39 nuevos productos a la lista de sustancias que se pueden utilizar en agricultura ecológica

La Unión Europea ha añadido 39 nuevos productos a la lista de sustancias que está permitido utilizar en la agricultura ecológica, al mismo tiempo que ha simplificado las normas para aprobar estos productos con el objetivo de hacer más eficiente y transparente el proceso para futuros ajustes, ha explicado la Comisión Europea en un comunicado.
Las nuevas sustancias han sido autorizados para diferentes usos, como sustancias básicas (el vinagre, por ejemplo) usadas como productos de producción vegetal, levadura con selenio y goma Gellan como aditivos alimentarios y fibra de madera como ayuda a la transformación.
De la misma forma, el nuevo reglamento clarifica y simplifica la legislación actual sobre acuicultura orgánica (el uso de juveniles), la producción de algas marinas (las normas de producción de spirulina) y vino ecológico (el uso de algunas prácticas enológicas).
El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha subrayado que "dado el nivel de crecimiento y cambio dinámico del sector, es muy importante que las normas comunitarias sobre agricultura ecológica se mantengan actualizadas", al mismo tiempo que ha destacado que las autorizaciones para nuevos productos "deben suponer un impulso al sector".
Además, el comisario irlandés se ha mostrado optimista sobre el hecho de que la simplificación de las normas facilite más cambios en el futuro e impulse técnicas productivas innovadoras que, por otro lado, estén en línea con los principios ecológicos.
El Ejecutivo comunitario ha explicado que, en línea con los principios y objetivos de la agricultura ecológica, la nueva regulación, que enmienda la normativa sobre producción y etiquetado de productos ecológicos, llega tras el debate y el "amplio" apoyo de los Estados miembros a nivel técnico.