Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT cree que Beteta ha coaccionado a CyL para que no abone la extra a los funcionarios y reclama abrir la negociación ya

La secretaria regional de la FSP de UGT, Carmen Amez, se ha mostrado convencida de que la Junta de Castilla y León se ha plegado a las coacciones del secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, para que no abone la paga devengada de la extra de 2012, como había anunciado en un principio la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, tras conocer las primeras sentencias a favor de los trabajadores.
"No sé lo que está pasando porque estaban en ello", se ha preguntado Amez, para quien si la Junta tiene interés y voluntad realmente por devolver a los funcionarios la parte devengada de la extra de 2012 debería reunir "ya" a la mesa de negociación para intentar llegar a un acuerdo a este respecto.
En declaraciones recogidas por Europa Press, Carmen Amez se ha mostrado partidaria de devolver esa parte devengada de la extra de forma íntegra y de una sola vez, sobre todo a aquellos funcionarios que cobran unos 900 euros y a los que correspondería un pago de unos 200 euros, una cantidad que ha tildado de "inmundicia" como para que, además, se abone de forma fraccionada.
"No es justo de ningún modo y sería de poca conciencia", ha advertido la secretaria regional de la FSP en UGT, quien ha recordado que la Junta de Castilla y León se está gastando mucho dinero en los tribunales con el pago de tasas de hasta 800 euros. "Vale más la tasa que lo que tiene que devolver", ha ironizado Amez, que ha alertado ante la intención de la Junta de proceder a esa devolución "en otro contexto", en referencia a que la prorratee junto a las extras de 2014 con su consecuente incremento del IRPF.
Amez ha aprovechado la ocasión también para aclarar que la negociación por la devolución de la parte devengada de la extra de 2012 es independiente del litigio sobre la devolución de la paga extra íntegra, que seguirá su curso en los juzgados.
Carmen Amez ha definido 2013 como un año "malo y nefasto" en el que se han consolidado los recortes llevados a cabo en 2012 por parte de un Gobierno al que ha acusado de haber utilizado a los empleados públicos como "moneda de cambio política" con medidas que han aceptado las comunidades autónomas "sin alegaciones".
La secretaria regional de la FSP en UGT ha insistido en ese "interés" del Gobierno central por desprestigiar la labor de los funcionarios para "hacer cosecha", después, con la privatización de los servicios, por lo que ha asegurado que el sindicato está "vigilante" ante esa "primera señal" hacia la privatización y ante la posibilidad de generar castas y ciudadanos de primera, segunda y tercera, sobre todo en la Sanidad y en la Educación.
REPOSICIÓN CERO
En el debe de 2013 Carmen Amez ha situado también la tasa de reposición "cero" en Castilla y León y los incumplimientos de la renovación prevista del 10 por ciento en sanidad y en educación, donde "no ha habido reposición alguna" con "ausencia total de coberturas" y sin concurso de oposiciones, lo que merma a su vez las expectativas de trabajo de los más jóvenes.
Del mismo modo, ha recordado que los funcionarios han sufrido la congelación salarial por cuarto año consecutivo a lo que ha sumado la pérdida de calidad de los servicios que se prestan con menos profesionales y a más personas. "La sanidad está muy tocada", ha asegurado la sindicalista.
Amez ha puesto sobre la mesa también los expedientes de regulación de empleo en Ecyl y en la Fundación Siglo con "ausencia de negociación", con especial atención a "ciertos ámbitos" como la sanidad, Consejería a la que ha acusado de confundir la información con la negociación.
En cuanto a la Reforma Local recién aprobada, la sindicalista ha augurado una pérdida importante de empleos en los ayuntamientos de Castilla y León.