Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT Euskadi cree que Álvarez dará "aire nuevo" y no ve "extrapolable" su posición sobre el derecho a decidir

Afirma que se ha dado una "refundación" del sindicato para "acercar" UGT a los centros de trabajo y mejorar su posición
El secretario general de UGT Euskadi, Rául Arza, ha afirmado que el nuevo líder de UGT, Josep María Álvarez, puede dar "un aire nuevo" a la central sindical y cree que su defensa del derecho a decidir tiene que ver "con la pluralidad propia" de Cataluña, donde ha dirigido el sindicato, y, por tanto, no ve "extrapolable" su posición al resto de la central sindical.
En declaraciones a Europa Press, Arza se ha referido, de esta manera, al Congreso que ha celebrado este fin de semana el sindicato y en el que ha salido elegido como nuevo secretario general Josep María Álvarez.
A su juicio, ha sido un Congreso de "refundación del sindicato", sobre todo, porque se va a afrontar una "tarea interna de reorganización", al pasar de seis a tres federaciones con el objetivo de "acercar el sindicato aún más y mejorar la posición en los centros de trabajo".
"Lo más importante es acercar al sindicato a los centros de trabajo y recortar estructuras por arriba para que lleguen a la parte baja del sindicato, a los delegados y a los afiliados", ha apuntado.
El objetivo es, según ha explicado, el de aumentar la afiliación y la representación para intentar "recuperar la negociación colectiva" y mejorar la posición institucional. En este sentido, se ha referido al futuro Gobierno central, para señalar que les gustaría que fuera "claramente de izquierdas" y que pudiera "afanarse a derogar, no solo las leyes laborales, sino también la Lomce, la ley Mordaza y "todas aquellas que han mermado los derechos de los trabajadores".
Por otra parte, ha destacado que el nuevo secretario general de UGT es una persona que "va a dar un aire nuevo" al sindicato para afrontar los "retos importantes" previstos, entre ellos, el de la reorganización.
Raúl Arza ha recordado que Álvarez ha sido secretario general del sindicato en Cataluña durante 24 años, donde el sindicato tiene una posición "igualada" con CC.OO. y cree que tiene "una experiencia muy positiva" en lo que es el "funcionamiento interno" del sindicato.
"Le va a dar un aire renovado a nuestra posición en la sociedad. Yo creo que los sindicatos, durante estos años, por la propia crisis económica, por los hechos de corrupción de algunos de nuestros compañeros estábamos en una situación un poco complicada y esperamos que, con este nuevo Congreso y con este nuevo líder, seamos capaces de que UGT recupere la posición que tenía antes de la crisis y de los sucesos ligados a la corrupción", ha añadido.
"ÁLVAREZ, DERECHO A DECIDIR"
Por otra parte, en relación a la defensa que hace el nuevo secretario general de UGT del derecho a decidir, Arza ha precisado, en primer lugar, que en este Congreso no se ha hablado ni se ha adoptado ninguna resolución respecto al derecho a decidir.
Por otro lado, ha indicado que, desde UGT Euskadi, deben hacer una "labor pedagógica" respecto a este tema y ha manifestado que la propia pluralidad interna en UGT Cataluña donde existen miembros de ERC y de CDC, "eso hace que el sindicato allí haya tenido que adoptar una posición respecto a este tema" que no cree que sea "extrapolable al conjunto del país" y al resto del sindicato.
Arza ha insistido en que esa posición tiene que ver con la "pluralidad propia" de Cataluña y ha señalado que el debate sobre el derecho a decidir "no ha estado encima de la mesa" de UGT.
"Otra cosa es que los compañeros de UGT tengan una posición, pero UGT, como tal, sigue defendiendo una reforma federal y que todas las comunidades autónomas se mantengan dentro de España, aunque no cabe duda que mejorando sus competencias autonómicas, pero siempre desde el acuerdo y que, al final, el referéndum sea, en este caso, como consecuencia de un reforma constitucional", ha añadido.
Arza ha manifestado que en Euskadi el sindicato está a favor de una reforma estatutaria que "cumpla escrupulosamente lo que dice el Estatuto". A su juicio, primero, tiene que haber un acuerdo interno en Euskadi entre las diferentes fuerzas políticas, que, posteriormente, se debería trasladar a Madrid y, una vez que el acuerdo de un nuevo estatus sea refrendado allí, "traerlo a referéndum como se hizo en el año 1979 con el primer estatuto de Gernika".
"Entendemos que muchas veces los refrendos sobre el derecho a decidir sin un acuerdo previo entre las fuerzas, lo mas mayoritario posible, lo único que crea es fractura. Nos gusta más que primero seamos capaces de llegar a un acuerdo, lo más mayoritario posible, un acuerdo que obtuviera un respaldo social mayor que el que obtuvo el Estatuto, y que sea lo más plural posible, no que nos encontremos que pueda haber un acuerdo solo entre nacionalistas", ha añadido.
El líder de UGT Euskadi ha señalado que queda "una pata muy importante" del desarrollo estatutario, que es "todo lo ligado a la dimensión social" del Estatuto. En este sentido, ha defendido que el nuevo Estatuto debe recoger "los derechos sociales que se han incorporado a lo largo de estos 30 años como el derecho a unos servicios sociales públicos y de calidad" y debe figurar el sistema de protección establecido en Euskadi con la RGI o el derecho a la vivienda.
CONGRESO UGT EUSKADI
Por su parte, UGT Euskadi afrontará el 5 y 6 de mayo el Congreso, en el que Arza se presentará a la reelección para dirigir el sindicato, y ha manifestado que lo afrontan con "el reto general" de la central sindical que es "aumentar la afiliación y la representación" con el objetivo marcado en el País Vasco de "recuperar la negociación colectiva" y trabajar para "mejorar las condiciones de vida y de trabajo", tanto de los que están en activo como que los que están en desempleo.
Arza ha indicado que también trabajarán para impulsar políticas que ayuden a reducir el desempleo, no solo para los mayores de 45 años, sino también para los jóvenes.
A ello se une su objetivo de lograr un empleo "estable y con derechos" porque UGT Euskadi "no se resigna a que, mes a mes, el 93% de los contratos sean contratos temporales y que muchos de ellos no lleguen ni a un mes de duración".
"No podemos seguir consintiendo este tipo de mercado de trabajo y ese va a ser uno de los retos del Congreso de Euskadi, así como seguir profundizando en el acercamiento a los centros de trabajo para mejorar el servicio a los trabajadores y hace un sindicato "más eficiente, más cercano y más transparente para solucionar los problemas de los trabajadores", ha concluido.